El primer avión con colaboradores afganos llegará hoy a la base de Torrejón de Ardoz

Publicado el Por Marina S.


La segunda fase de la operación de evacuación de los colaboradores afganos y sus familias que trabajaron para las tropas españolas en las misiones de reconstrucción del país talibán tendrá hoy, como momento álgido, la llegada de un A400M a la base aérea de Torrejón de Ardoz sobre las 21.00 horas. El resto de refugiados que se prevé traer a España serán trasladados en un avión Air Europa que podría llegar mañana desde Islamabad (Pakistán). En total serán evacuadas unas 240 personas afganas.

Este operativo responde a la segunda fase de evacuación de Afganistán del personal que colaboró con España y que, según informan a ABC fuentes gubernamentales, ya está en marcha. Se trata de una acción conjunta entre

 los Ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores, para la que les hubiera gustado que se hubiera llevado
«de un modo más sigiloso» por cuestiones de seguridad.

En la operación se han encadenado varios retrasos. Varias familias a las que se les comunicó el día y la hora a la que debían estar en la frontera, no les ha dado tiempo a llegar al punto de encuentro. Además, hay que añadir que muchos detalles del operativo se han visto comprometidos en el momento en que se ha sabido a través de los medios de comunicación que la segunda fase de la operación Afganistán había comenzado. Así, los Ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores se han visto obligados a cambiar recorridos, puntos de encuentro y horas de vuelo.

Dos aviones A400M

El Ala 31 del Ejército del Aire, con dos aviones militares A400M ya equipados, será de nuevo la unidad encargada del traslado de los refugiados afganos a España. En total, unos 240 colaboradores y familiares se sumarán a los 2.000 evacuados en la primera fase de la operación, que concluyó el pasado 27 de agosto. Esta vez los aviones harán ruta directa desde Islamabad a la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) sin utilizar un aeropuerto o base militar cercana, como fue el caso de Dubai durante la primera fase de la evacuación.

Aunque Pakistán mantiene cerrada la frontera con Afganistán para evitar una avalancha de refugiados, los colaboradores españoles consiguieron pasar a pie gracias a las gestiones diplomáticas de España.

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, viajó a principios de septiembre a Pakistán y Qatar, los dos países con mejores relaciones con el régimen talibán, con el objetivo de lograr su apoyo en una futura operación de evacuación que culminará a lo largo de estos días.

Albares viajó a Pakistán de sorpresa con el objetivo de
«abrir nuevas vías de colaboración». Para ello, mantuvo reuniones al más alto nivel, se reunió con el personal de la embajada y gestionó los centros de acogida necesarios para recibir a los refugiados. La visita sirvió para trasladar un «mensaje de confianza» para que los colaboradores españoles en Afganistán pudieran ser atendidos lo más rápido posible por los funcionarios españoles, para así ayudar a «reducir la presión migratoria sobre Pakistán».

Si Pakistán es un país estratégico porque comparte frontera con Afganistán, Qatar se ha convertido en una pieza clave en el conflicto de Afganistán por dos cuestiones. La primera tiene que ver también con su localización, ya que puede servir como puente aéreo para salir de Kabul. La aerolínea Qatar Airways es la única que opera en estos momentos desde la capital afgana. Por otro lado, los talibán cuentan con una oficina política en Doha, por lo que la capital de Qatar se ha convertido en el escenario principal de todo lo relacionado con el grupo islámico a nivel internacional.

Embajadores avezados

Sobre ambos terrenos España cuenta con dos funcionarios públicos que llevan
en la carrera diplomática casi treinta años y cuyo papel es fundamental: el embajador en Pakistán, Manuel Durán Giménez-Rico y la embajadora en Qatar, Belén Alfaro Hernández.

El Gobierno de España ha mantenido contacto regular con varios de los colaboradores que todavía no han podido salir del país con el objetivo de conocer su situación y la forma de sacarlos de sus lugares de residencia sin comprometer su seguridad.

Desde la isla de La Palma, la ministra de Defensa, Margarita Robles, confirmó ayer que «en este momento está en marcha la operación» con el objetivo de traer en los «próximos días u horas» a los colaboradores afganos en esta segunda fase de la evacuación. «España es un país serio y comprometido con aquellas personas que trabajaron con nosotros», indicó la ministra, que tampoco quiso dar más datos sobre el operativo «por razón de seguridad».


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *