La pandemia del coronavirus ha llevado a la quiebra a miles y miles de empresas y ha dejado a España al filo del rescate. Mas no ha logrado doblegar el costo de la residencia nueva. Cuando menos, no por el momento. De este modo lo refleja la estadística hecha pública este martes por Sociedad de Tasación, que refleja que los costos se han aumentado en las grandes urbes un tres% en el último año y un 0,8% desde el mes de diciembre.

Como resultado, a inicios de junio el costo de la residencia nueva se ubicaba en dos.472 euros por metro cuadrado en las grandes urbes. En el resto de España los pisos asimismo se han encarecido, si bien en menor medida: en las urbes con población superior a 100.000 habitantes que no son capitales de provincia los costos se han aumentado un dos,2%; en las urbes con población de entre 50.000 y 100.000, un uno con nueve%; en las que tienen entre 25.000 y 50.000 habitantes, un uno con seis% y en las que cuentan con menos de 25.000 habitantes, un 0,8%.

Si bien ya no registran los aumentos de hace unos años, la capital española y Barna prosiguen liderando las subidas de la residencia nueva. En el último año se han encarecido un cuatro,2 y un cuatro%, respectivamente. Y en el último semestre las dos respondieron a la pandemia con una subida próxima al 1%. Son tendencias que provocaron que nuevamente Cataluña (tres.974 €/m2), la capital española (tres.663 €/m2) y País Vasco (dos.754 €/m2) se situaran como las comuinidades con el costo más elevado por metro cuadrado.

Al contrario, Extremadura (1.208 €/m2), Murcia (1.267 €/m2), y Castilla La Mácula (1.441 €/m2) se sostienen como las comunidades que presentan costos de residencia nueva más bajos, conforme Sociedad de Tasación, que estima que al ritmo actual de absorción la residencia nueva puede agotarse en nueve meses en la capital española y en 18,8 en la Urbe Condal.

«El costo de la residencia nueva sigue la tendencia a la moderación que se empezó a fines de 2018. La crisis sanitaria de la covid-19 ha podido influir en que esa tendencia haya sido más acusada de lo previsto, mas no se ha producido —al menos por el momento— una inversión del ciclo precedente, de tal modo que se prosiguen experimentado ligeras subidas», ha explicado la tasadora.

Eso sí, la organización ha advertido de que «lo ignoto del fenómeno» genera «una situación de inseguridad sobre el modo perfecto en que el mercado inmobiliario pueda padecer sus consecuencias».

Alquileres en alza
Mas no solamente los costos de la compra y venta semejan resistir al virus. Asimismo el alquiler se muestra sólido, o bien por lo menos las esperanzas de los dueños. Conforme el informe presentado este martes por Idealista, los costos del alquiler se acrecentaron un uno con dos% a lo largo del segundo trimestre, hasta lograr los 11,3 euros mensuales por metro cuadrado.

Todas y cada una de las comunidades registraron aumentos de costos a lo largo del segundo trimestre salvo Baleares, una zona sumamente condicionada por el turismo que cosechó una caída del 0,6%. En la capital española y Cataluña los aumentos fueron del dos% y del 1%, respectivamente.

Conforme el jefe de Estudios de Idealista, Fernando Encinar, esta tendencia está condicionada por el cierre del mercado a lo largo del confinamiento. Una vez abierto, empiezan a aparecer los «primeros ajustes». Conforme la estadística de Idealista, en el mes de junio son ya múltiples las zonas que registran caídas de costos, que alcanzan el tres% en Cataluña y el 0,3% en la capital española.

El índice del Gobierno
El ámbito inmobiliario se halla a la espera de la presentación del índice de costos del alquiler, que se generará esta tarde en la sede del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. La herramienta fue planteada en un instante inicial a fin de que las comunidades pudiesen imponer encuentres a los costos, si bien ahora no está tan claro que el Ejecutivo habilite a las zonas para esto. El presidente de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, ha explicado este martes que esta medida produciría «miedo en la oferta» y puede ser «contraproducente». Por esta razón, ha pedido a la Administración «prudencia y sensatez»

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *