Una nueva ignominia a las víctimas del terrorismo. El Municipio de Galdakao (Vizcaya), regido por Bildu y Podemos, ha cedido un espacio a fin de que el etarra Jon Bienzoba, quien asesinó a Francisco Tomás y Valiente en 1996 cuando estaba en su despacho de la capacitad, pueda exhibir una exposición con sus «obras». La exposición del etarra consta de una serie de retratos y paisajes. Además de esto, cuenta con unas estatuas como la del mapa del País Vasco que acostumbra a emplear la banda para denunciar la dispersión de los presos donde demanda la independencia y un busto con la cara de un indio. Los hijos del expresidente del Constitucional han mostrado su rechazo a esta muestra de pinturas del terrorista, una resolución institucional que ven «cargada de una abominable intencionalidad política». La cesión de un espacio municipal, resaltan en un comunicado remitido a Efe, no es una resolución inocente, sino busca «confundir la verdad histórica de los asesinatos xenófobos de ETA con la presunta actividad cultura expresada por un delincuente desde el sitio en el que debe continuar por el hecho de que no se ha arrepentido, que es la prisión». Si Bienzobas prosigue en cárcel, resaltan los hijos del juez, es entre otras muchas razones por el hecho de que «no ha sido capaz de reconocer el daño ocasionado y la realidad histórica de la destrucción generada por el fanatismo etarra». Ante esto, el Partido Popular vasco presentó el día de hoy en Galdakao “la auténtica obra” del etarra Bienzobas por medio de 4 paneles de metro y medio de ancho por 2 metros y medio de alto en los que se reflejan sus asesinatos, trayectoria delincuente o bien la huella de ETA en el ayuntamiento donde la banda quitó la vida a diez personas. El presidente del Partido Popular vasco, Alfonso Alonso presentó esta iniciativa así como una delegación de los populares vascos justo a las puertas de la Casa de la Cultura de Galdakao que el día de hoy abría sus puertas mostrando las exposición de Jon Bienzobas. Alonso insistió en la necesidad de “impedir esta aberración”. Tildó de “insólito” que una corporación municipal facilite “que un asesino en serie sea observado por sus vecinos tal y como si fuera una persona venerable que se dedica al arte y la cultura, cuando es un delincuente sanguinario”. Por este motivo, desde el Partido Popular han decidido que lo esencial es enseñar la auténtica trayectoria de Jon Bienzobas. Bajo el leimotiv “La obra de Bienzobas”, el primer panel muestra “su legado”, las personas a las que asesinó como el trabajador de Iberduero Rafael San Sebastián o bien el juez Tomás y Valiente, como los asesinatos que las Fuerzas de Seguridad le atribuyen, como el del general del Ejército de Tierra Juan José Hernández, el del teniente general Francisco Veguillas, el del teniente coronel Jesús Cuesta o bien el del juez del Tribunal Supremo Rafael Martínez. En el segundo panel el Partido Popular vasco enseña el legado de la banda de Bienzobas en Galdakao, donde ETA quitó la vida a diez personas. En el tercero, muestra las fotografías de sus “herramientas de trabajo” como la pistola que usó en uno de sus asesinatos, explosivos o bien un pasamontañas. El cuarto panel lo dedican a las “referencias” del etarra condenado a 266 años de cárcel. En ella muestran las imágenes de ciertos miembros que dirigieron la banda o bien fueron referente de ella, como Josu Urrutikoetxea, Josu Ternera, Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, Tikierdi, Domingo Troitiño, Inés del Río o bien José Antonio López Ruiz, alias Kubati. Las instituciones, apuntan en referencia directa al Municipio de Galdakao, deberían centrar su atención en esa verdad histórica, en vez de ceder espacios públicos a etarras condenados a 266 años de cárcel por múltiples atentados. Asociaciones de víctimas del terrorismo demandan desde hace unos días que se cancele la exposición titulada «Desde la ventana de mi celda» y que se inaugura esta tarde en la Casa de Cultura del ayuntamiento. Frente a las críticas, el Municipio de Galdakao, apuntó que no ha dado ningún trato de favor a Bienzobas y que la Casa de Cultura prosiguió el «procedimiento frecuente», que requiere, por poner un ejemplo, que los autores de las exposiciones sean vecinos de la localidad, notifica Efe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *