El PP supera al PSOE por 3,4 puntos y suma mayoría absoluta con Vox


Si se celebrasen elecciones generales en este momento, Pedro Sánchez
saldría de La Moncloa. El Partido Popular se mantiene por delante del PSOE en estimación de voto y ante una convocatoria a las urnas alcanzaría la mayoría absoluta con Vox, según el último barómetro de GAD3 para ABC. El retroceso de la izquierda desde los últimos comicios se refleja en este dato: el PSOE y Unidas Podemos pierden 4,1 puntos de voto y se dejan por el camino 28 escaños entre los dos.

, con un discurso en el que reivindicó los principios «de siempre» de su partido, con un plan de reformas en tres frentes: institucional, empleo y familia. El objetivo del PP era reforzar el liderazgo de Casado y su alternativa de Gobierno, y ensancharse a izquierda y derecha. A la vista del barómetro de GAD3 su primera posición parece consolidada y estable, cinco meses después del subidón de moral en Madrid. Hay un ‘pero’, eso sí. El PP ganaría ahora mismo las elecciones con un 29,6 por ciento de voto estimado, incluido Navarra Suma, lo que le daría un total de 125 diputados en el Congreso, pero desde julio pierde 1,5 puntos y 14 diputados.

En cualquier caso, su balance desde las generales es positivo. En noviembre de 2019, el PP se quedó en un 20,8 por ciento de voto, 7,2 puntos menos que el PSOE, y con 89 diputados. Para Génova superar la barrera del 30 por ciento es vital, es la línea que si se cruza puede garantizar una mayoría para gobernar. Ahora rozaría ese límite, con nueve puntos más que en las generales.

Vox sigue fuerte

Los populares acarician así su deseado 30 por ciento, desde un primer puesto que en los últimos meses parece inamovible, tras absorber a buena parte del electorado de Ciudadanos. Su ensanchamiento por ese lado es un hecho, pero por el otro su estrategia se les complica. A la derecha está un Vox fuerte, con una estimación de voto del 15,4 por ciento y 51 diputados.

El partido de Santiago Abascal ha ganado terreno desde el verano pasado, tras sufrir un ligero retroceso por el ‘tsunami’ de Ayuso en Madrid, pero su recuperación les ha situado con un resultado parecido al obtenido en las generales de 2019, cuando lograron un 15,1 por ciento de voto y 52 escaños. Vox tiene un electorado muy fidelizado, que se hace más visible en periodo electorales ‘valle’ y que suele perder algo de fuerza en las campañas por el efecto del voto útil.

Desde el último verano, pues, el PP pierde 1,5 puntos y Vox gana 3. Entre los dos sumarían ahora mismo 176 diputados, justo la mayoría absoluta en el Congreso. A esa mayoría podrían unirse los dos diputados que conseguiría en este momento Ciudadanos, con solo un 2,8 por ciento de estimación de voto.

El partido de Inés Arrimadas no detiene su caída libre, que empezó en marzo, tras el
fracaso de su pacto con el PSOE en la Región de Murcia para expulsar del poder al PP, su socio de Gobierno en esa autonomía. Ciudadanos tiene una cita electoral clave en el horizonte: las elecciones en Andalucía. Si en esa comunidad se repite lo ocurrido en Madrid el 4 de mayo, con Ciudadanos fuera del mapa político, el destino de este partido podría estar sentenciado. Y esos 2,8 puntos de voto que está consiguiendo a día de hoy podrían ir a parar al PP como voto útil, lo que supondría para los populares ocho escaños más de golpe.

Calendario a favor

El calendario electoral corre a favor del PP y de Pablo Casado. Con independencia de que Pedro Sánchez adelante elecciones o decida agotar su mandato y llevarlo incluso hasta febrero de 2024, las citas electorales podrían beneficiar al PP, a priori. En Andalucía, los populares están más fuertes que nunca y la victoria de Juanma Moreno se presenta clara. Si se adelantan las elecciones en Castilla y León, los populares sumarían previsiblemente otra victoria, a la vista de las encuestas publicadas. En mayo de 2023 llegarán las elecciones municipales y autonómicas, que pueden marcar definitivamente el camino a La Moncloa.

En este contexto, Sánchez intenta transmitir optimismo en el
congreso federal

que el PSOE está celebrando en Valencia. Pero los socialistas no levantan cabeza en ninguna encuesta, salvo la del CIS de Tezanos. Si los españoles fueran a las urnas ahora mismo, el PSOE perdería con un 26,2 por ciento de voto estimado y 103 diputados, según GAD3. En las elecciones de noviembre de 2019, ganó al PP con un 28 por ciento de voto y 120 escaños. Desde el pasado mes de julio, eso sí, ha reducido su desventaja frente al PP: de los seis puntos de diferencia ha pasado a 3,4.

A los socios de Gobierno del PSOE tampoco le van bien las cosas. Unidas Podemos lograría en este momento un 10,1 por ciento de voto y 24 diputados. Entre los dos suman un 36,3 por ciento y 127 diputados, mientras que en 2019 llegaron a un 40,8 por ciento y 155 escaños. También en la izquierda, Más País se estanca y vuelve al nivel de 2019, con un 2,4 por ciento de voto estimado y tres diputados.

Si se suma la estimación de voto por bloques, el centro-derecha se impone a la izquierda. El PP, Vox y Ciudadanos obtienen un 47,8 por ciento de voto, con 178 diputados. Por la izquierda, el PSOE, Unidas Podemos y Más País suman un 38,7 por ciento y 130 escaños. La diferencia es de 9,1 puntos y 48 diputados.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *