El PNV critica ahora el homenaje a Parot y los gobiernos central y vasco rinden tributo a sus víctimas


Los gobiernos central y vasco, así como varias asociaciones de víctimas del terrorismo, han tributado este viernes, en Vitoria, un homenaje a las 39 víctimas mortales de Henri Parot, en un acto en el que han destacado que la cancelación del acto en defensa de los derechos de los presos de ETA programado inicialmente para este sábado en Mondragón (Guipúzcoa), evidencia que la «presión social y política» contra este tipo de actos «es un instrumento inmejorable para sembrar convivencia y evitar ofensas».

El homenaje de este viernes, celebrado frente a la sede del Centro de la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, se ha desarrollado poco después de que Sare, la entidad organizadora del acto del sábado en Arrasate, haya anunciado su decisión de
cancelar el acto inicialmente previsto y sustituirlo por otras convocatorias contra la «cadena perpetua» en diversos puntos de Euskadi.

En la ceremonia celebrada en la capital alavesa, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso; la consejera de Justicia del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal; y el director del Memorial de Víctimas, Florencio Domínguez, han participado en la lectura de un texto, mientras que familiares de víctimas de Parot y representantes de colectivos de damnificados por el terrorismo han leído los nombres de las 39 víctimas mortales de este miembro de ETA.

En el discurso leído en la ceremonia se subraya que la cancelación del acto de Mondragón por parte de sus organizadores «demuestra que la presión social y política de víctimas organizadas e instituciones es un inmejorable instrumento para sembrar convivencia y evitar ofensas hirientes e injustas».

«Exigencia de empatía»

De esa forma, se destaca que la pedagogía en materia de derechos humanos, así como «la exigencia pública de empatía con quienes más han sufrido el zarpazo de la violencia, representa el camino a seguir».

En el texto, en referencia a los recibimientos a presos de ETA celebrados en las últimas semanas en varios municipios vascos, se lamenta que «de nuevo, este verano hemos debido soportar expresiones públicas que han homenajeado e idealizado la figura y trayectoria de personas que han estado en la cárcel por cometer o ayudar a cometer crímenes horribles».

Estos actos –añade el texto– «infligen un doloroso daño ético y moral a las víctimas», y representan «una negación del legítimo derecho individual de reinserción y rehabilitación que asiste a todo expreso que haya cumplido el castigo impuesto». «Son, en definitiva, un insulto y una afrenta al conjunto de la sociedad», añade.

Ortuzar (PNV): «Han metido la pata»

Antes conocerse el cambio en la convocatoria de mañana, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, opinó que los organizadores de la marcha de Arrasate en favor de Parot «han metido la pata» y les pidió que lo desconvocaran cuanto antes «para evitar males mayores». Asimismo, lamentó «el lío que se puede montar» en una población que «ya ha sufrido mucho».

En una entrevista concedida a Radio Popular-Herri Irratia, consideró que los organizadores de la manifestación «han actuado con torpeza». «Si lo que pretendían es lo que dicen ahora, que es manifestar su reivindicación de que se cambie la legislación para que la acumulación de penas no sea posible y no haya una pena encubierta, hay mil caminos mejores», señaló.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *