El pasado nueve de julio el presidente del Gobierno presentó el Plan de choque para la Ciencia y la Innovación, una iniciativa destinada –como recoge el texto– para «energizar urgentemente el sistema público y privado de I+D+I tras más de una década de un apartado sistema científico y de innovación padeciendo las consecuencias de los recortes y la ausencia de reformas políticas».

Si bien se ha hablado en las últimas semanas de esta actuación gubernativo, poco se ha profundizado en las medidas. Específicamente, el plan establece 3 ejes y diecisiete medidas con una inversión auxiliar sobre el papel de 1.000 millones de euros de financiación auxiliar para este año y el que viene. Sobre el papel queda bien, mas no supone prácticamente nada nuevo. El plan presentado por Sánchez se compone esencialmente por una batería de medidas propuestas y presupuestadas anteriormente, aun por Gobiernos precedentes, solo que adornadas por un nuevo papel de regalo que no cubre nada nuevo.

Ciertos ejemplos del plan de choque: Convocatoria Lifewatch, por 51 M€ del programa operativo plurirregional de España FEDER 2014-2020, que procede del 2016 con un campo geográfico de actuaciones en Andalucía. O bien el nuevo Navío Oceánico Versátil del IEO, con 85 M€ de presupuesto, cuya cofinanciación FEDER de 68’3 M€ aprobó la Comisión Europea ya el pasado diciembre tras un serio trabajo efectuado por la dirección del IEO desde el 2017. A propósito, este proyecto tenía previsto licitarse el primer semestre de 2020 y ahora lo que pasa es que aparece en este Plan de Choque.

Asimismo incluye el plan acciones asociadas a la pandemia de COVID19 y convocadas en los meses pasados, o bien un ligero incremento de ciertas ayudas del Plan Estatal de I+D+i, actual desde 2017. Resumiendo, ¡nada nuevo de relevancia para el sistema de España de ciencia, tecnología y también innovación!, como ya han advertido señalados miembros de la comunidad científica de España.

¿Precisa España un plan para impulsar la I+D+i? Indudablemente la contestación es sí. ¿Precisaba España anuncios ventajistas de un plan, pero de «performance» que performativo sin prácticamente contenido novedoso que semeja más una lista de elementos provenientes de una consulta veloz en el Ministerio? Puesto que la contestación es no.

¿Qué se aguardaba de un Plan de Choque con ese preámbulo? Entre otros muchos, un R. D. Ley (RDL) de medidas urgentes y excepcionales para la ciencia, la tecnología y la innovación con las modificaciones legislativas precisas para facilitar y facilitar la administración de la I+D+i. Seguro que cuenta con el apoyo de la mayor parte del arco parlamentario, como ya sucedió el año pasado con el errado y confuso en sus contendidos RDL propuesto por el Gobierno. Dejaría aun frenar la absorción desde el CSIC de OPIs como el IEO, el IGME o bien el INIA bajo la disculpa de facilitar la administración de estos organismos. Aprobar ya para el 2020 un crédito excepcional para la ciencia y que deje mitigar, entre otros muchos, los efectos que la COVID19 ha tenido sobre los conjuntos de investigación o bien las compañías renovadoras, en especial al aceptar desde el gobierno que los estudiosos no eran esenciales y frenar el desarrollo de sus proyectos. O bien aprovechar la flexibilidad que la Unión Europea ha dado sobre los fondos no ejecutados de las políticas de cohesión, procedentes del periodo 2013-2020, y que conforme el informe del semestre europeo España solo ha justificado 12.900 M€ a fines del 2019 de los 42.500 M€ asignados para el periodo, vinculando parte de ellos a la ruta de gasto de programas de I+D+i.

España precisa un genuino plan de choque para la ciencia y la innovación. Las patentizas resultantes del análisis del presentado por el Gobierno deducen la carencia de contenido y presupuesto novedoso y de cuyo resultado no se puede aguardar más que la decepción, del mismo modo que ocurrió tras el rugir de los montes y el nacimiento de un pequeño ratón, conforme nos contó Esopo en su fábula.

¡Estamos a tiempo!

Juan M. Vázquez es Portavoz de Ciencia del Conjunto Popular en el Senado y Catedrático de la Universidad de Murcia y José Manuel Torralba Catedrático de la Universidad Carlos III de la villa de Madrid.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *