El periodo medio de pago se sitúa en cifra récord y ya está a niveles de 2011



Cepyme ha presentado el día de hoy el folleto de morosidad y financiación empresarial del primer trimestre, en el que se observa un aumento de los plazos de pago hasta situarse en los 87 días, 4 más que en el trimestre precedente, en frente de los 60 establecidos por la ley. El periodo medio de pago se ubica en la cantidad récord desd
y también 2011.

A lo largo de la presentación del folleto, el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, ha calificado de «pírricas» las medidas de apoyo del Gobierno a las compañías por la crisis y ha dicho que «me preocupa que se suban los impuestos a las grandes empresas pues al final repercutirá en las pequeñas empresas y en los ciudadanos».

El presidente de Cepyme ha criticado que

«mientras en el resto de países se bajan impuestos, acá se suben» y ha pedido que se amplíen tanto la falta como los plazos de amortización de los créditos ICO.

Sobre los ERTE, ha apuntado que a data del 19 de octubre había 517.357 trabajadores perjudicados por expedientes de fuerza mayor y otros 103.312 por el resto de causas.

Conforme los resultados del barómetro presentado el día de hoy, el 57% de las pequeñas y medianas empresas consultadas está padeciendo o bien piensa que va a padecer un aumento de morosidad por la parte de sus clientes del servicio y un 36% contempla asimismo su incremento por la parte de las administraciones públicas.

La morosidad repercute de forma directa en los ingresos de la compañía. El 30% de las pequeñas y medianas empresas que padece morosidad apunta que supone más de un 10% de sus ingresos. Y para muchas de ellas supone un obstáculo para su supervivencia. Una de cada 8 empresas que padece mora (prácticamente un 13%) prevé el cierre de su compañía por esta razón, un 20% piensa que le va a llevar a una situación de insolvencia, un 17% apunta a una reducción de su estructura y para la mitad va a suponer más necesidad de financiación o bien de gastos de financiación. También, el aumento de morosidad asimismo les afectará en pérdida de clientes del servicio (53%) o bien en la reducción o bien pérdida de márgenes (50%).

La presente crisis repercute de forma directa en el mantenimiento de la cadena de pago. Conforme los resultados del barómetro de Cepyme, a más del 25% de las pequeñas y medianas empresas les preocupa sus obligaciones con distribuidores y el 11% ya prevé incurrir en impagos con sus distribuidores.

Solo las grandes empresas redujeron el periodo medio de pago en el primer trimestre de 2020, al paso que tanto las microempresas, como las Pymes acrecentaron estos plazos.

Estos incrementos fueron más esenciales en las microempresas, cuya demora se acrecentó en nueve,4 días hasta lograr los 89,9 días, y en las compañías pequeñas, que acrecentaron en cuatro días el periodo medio de pago, hasta los 87 días. Las medianas empresas registraron un ligero repunte, al medrar su periodo de pagos en 0,4 días, situándose en 85,5 días. Las grandes empresas pasaron de 69,8 días en el último trimestre de 2019 a 67,2 días a lo largo del primer trimestre del año, una reducción de dos,6 días.

Ámbitos
La construcción y promoción de residencias y el campo textil son los que sostienen los periodos medios de pago más altos, con 101 días y 92’9 días, respectivamente.Por el contrario, el campo donde más se reduce el periodo medio de pago es el de papel y artes gráficas, que pasa de 83,3 días en el último trimestre de 2019 a 74,8 días en el primer trimestre del año vigente, seguido del agroalimentario que se ubica en una media de 73,6 días (-cuatro,8 días con respecto al trimestre precedente) y la actividad de distribución agroalimentaria, que se ubica en una media de 71,tres días (-3,6 días).

Aragón es la zona con el menor periodo medio de pago por la parte de sus empresas, equivalente a 71,6 días. Le prosigue Castilla y León (72,6 días). Otras comunidades que han rebajado su demora son Extremadura (-tres,9 días) y Castilla-La Mácula (-tres,3 días).

El peor comportamiento se observa en la Comunidad Foral de Navarra (119 días de demora media), Cantabria (108,7 días) y la Comunidad de la capital española (95,6 días). Las 3 han visto acrecentar de forma notable su peiodo medio de pago respecto al trimestre anterior: Navarra en 39,9 días, Cantabria en 27,2 días y la capital española en 11,7 días.

Administraciones públicas
En lo que se refiere a la morosidad de las administraciones públicas, se sostienen las tendencias observadas en trimestres precedentes. De esta forma, en mayo de 2020, el plazo medio de pago del Estado aún se ubica en el periodo legal, pese al ligero incremento de cinco,1 días respecto al mes precedente.

Por su lado, la demora de pago de las comunidades autónomas se pone 5 días sobre el legal, situándose en 34,9 días en el mes de mayo. Por último, las corporaciones locales, que prosiguen presentando una conducta meridianamente distinguida, registran un incremento en su plazo medio de pago entre abril y mayo en nueve,8 días, hasta multiplicar por tres el periodo legal, alcanzando los 92,5 días.

Cataluña presenta los peores resultados a nivel nacional, por segundo trimestre sucesivo, al pasar de 48,2 días a 52 días. Le prosiguen de cerca Baleares (48,4 días), La Rioja (47,27) y Cantabria (41,5). En el otro extremo se halla Galicia que, con un periodo medio de pago de 13,2 días, se ubica muy bajo el legal. Otras administraciones autonómicas que resaltan por su buen comportamiento son Canarias (16,5 días), Andalucía (16,9) y País Vasco (21,44).

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *