Un nuevo fin de semana llega con previsión de incremento de las temperaturas, y miles y miles de españoles desplazándose por carretera para gozar de las vacaciones.

La fatiga se relaciona con el 20-30% de los accidentes de tráfico. Es un factor de peligro esencial y peligroso. Altera la capacidad auditiva y visual (que puede volverse turbia). Los movimientos van a ser más lentos, menos precisos y menos eficientes. Nuestro comportamiento asimismo va a ser diferente: vamos a conducir de forma automatizada y menos activa. Al reducir la cantidad y la calidad de la información que recoge, va a ser simple que tergiversemos las situaciones de tráfico.

A lo largo del viaje, se aconseja parar y reposar cada dos horas o bien cada 200 quilómetros, aprovechando para estirar las piernas y para tomar agua, un refresco o bien un jugo de frutas. La carencia de líquidos provoca una reducción de la atención, cefalea y cansancio muscular. Una investigación de Intras y Fesvial asegura que reposo y consumo de café reduce un 36% los distraigas, un 26% la sensación de somnolencia y aumenta un ocho% el tiempo de reacción. Jamás tomes alcohol si conducirás.

De ahí que la DGT aconseja,sobre todo en viajes largos, llevar una botella de agua o bien refresco para sostener la hidratación y no perder facultades al volante, mas es preciso hacerlo con una serie de cautelas.

A lo largo de un viaje una botella mal puesta puede ser responsable de ocasionar una ccidente por el llamado «el efecto elefante». llevar objetos sueltos en el habitáculo del turismo es un enorme riesgo. En movimiento, un objeto puede multiplicar entre 55 y 60 veces el valor de su masa, con lo que frente a un frenazo brusco a 60 km/h, una botella que pesa un kilogramo tendría una fuerza equivalente a 60 kilogramos. La recomendación pasa por llevarla siempre y en todo momento en un divido como la guantera o bien el posavasos del turismo para eludir que se desplace.

Además de esto una botella tirada en el suelo con líquido en su interior rueda con el movimiento. Puede llegar hasta la situación del conductor y también interferir en los pedales bloqueándolos y provocando un susto en el mejor caso, o bien la pérdida de control del vehículo en el peor.

Asimismo hay que tener en consideración que el conductor no puede tomar mientras que el vehículo está en marcha. Si bien la acción en sí no está recogida de forma expresa en el Reglamento General de Circulación, si un agente estima que se pone bajo riesgo la seguridad vial nos puede poner una multa por tomar mientras que conducimos, con un precio de 80 euros. Esto es de esta forma pues al coger la botella se quita una mano del volante y se separa la vista de la carretera a lo largo de unos cuatro segundos, lo que a una velocidad de 100 km/h supone recorrer 113 metros a ciegas.

Peligros tras el viaje
 
Mas no todos y cada uno de los peligros se generan mientras que viajamos. por poner un ejemplo, hay que rememorar que dentro de un vehículo en verano se pueden llegar a superar los 50 grados de temperatura. esto causa que cualquier microorganismo que haya entrado en contacto con el agua puede reproducirse velozmente. Si una botella ha estado expuesta al sol, lo más conveniente es no tomarla para eludir cualquier infección. Tampoco se aconseja rellenar el agua de una botella de plástico que lleva tiempo en el turismo en tanto que puede contener cientos y cientos de gérmenes.

Otra opción es la de provocar un incendio: el plástico de la botella puede generar un efecto lupa sobre un material inflamable del turismo como la tapicería o bien las alfombras. A fin de que suceda, la botella ha de ser redonda, la energía del sol tiene que concentrarse en un punto y la luz debe pasar a través de ella y del agua en ángulo recto. Si bien es bastante difícil que llegue a producir un incendio, sí podría provocar orificios en la tapicería pues el punto preciso puede superar una temperatura de hasta 400 grados.

La relevancia de conducir hidratados
Conducir con una hidratación inapropiada puede acrecentar hasta en un 60% la posibilidad de padecer un accidente de tráfico, como refleja el estudio «Deshidratación y Conducción» de la Universidad de Loughborough en R. Unido, recogida por OcasionPlus. Esta investigación concluye que una hidratación inapropiada puede provocar mareos, fatiga, pérdida de concentración, cefalea y somnolencia.

De ahí que se aconseja parar cada 2 horas o bien cada 200 quilómetros es tan esencial como provisionarse de agua con la que sostener una hidratación conveniente y eludir los efectos del calor, la somnolencia y la fatiga, relacionada con el 20-30% de los accidentes de tráfico. De ahí que, llevar una botella de agua en el turismo, a pesar de que puede acarrear ciertos peligros, asimismo asegura una adecuada hidratación a lo largo de los recorridos y solucionar inconvenientes con el vehículo a lo largo del viaje.

Por poner un ejemplo, para despejar el parabrisas: si a lo largo de un viaje se agota el líquido limpiaparabrisas, el agua puede despejar el cristal y asegurar la visibilidad al volante para conducir de manera segura. Además de esto, llevar el parabrisas sucio o bien sin visibilidad puede suponer una multa de 200 euros.

Otra alternativa es superar temporalmente una fuga de líquido refrigerante, una avería común que provoca un sobrecalentamiento del motor. Tener una botella de agua deja salvar el motor rellenando el depósito del anticongelante con ella hasta el momento en que resulte posible llevar el turismo al taller o bien percibir a los servicios de asistencia en carretera.

En un instante determinado el agua nos va a ayudar a retirar suciedad de los faros, los pilotos siguientes o bien las placas de matrícula. Son elementos del vehículo que se manchan con sencillez y pierden visibilidad. En el caso de los faros y los pilotos siguientes suponen un alto peligro de seguridad al reducir la visibilidad del turismo para el resto de conductores. El agua puede quitar una parte de la suciedad y eludir una multa que podría ascender a 200 euros.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *