Libre en 65 países y más de 25 idiomas, las aplicación creadas por esta start-up de España llegan a tener una actividad que supera los 100.000 usuarios los fines de semana. En el planeta del baloncesto es la más usada y con más tráfico de toda España. Y con motivo, pues ha conseguido digitalizar todo lo relacionado con este deporte.

NBN23 es una start-up que cuenta con 2 aplicaciones para móvil en las que ofrecen diferentes servicios a todos y cada uno de los apasionados y jugadores de este deporte. Su primer jalón fue ‘Ingame’, una herramienta con la que se digitalizan en tiempo real todas y cada una de las actas de todos y cada uno de los partidos de baloncesto. El acta no solo incluye las firmas de los anotadores, oficiales de mesa y personal técnico del partido, sino además de esto deja registrar todas y cada una de las acciones del partido en la nube, cubriendo el 100% de las categorías principiante. Por otra parte, la Swish aplicación, la segunda aplicación desarrollada por la compañía, está dirigida a los apasionados y seguidores del baloncesto en todas y cada una de las categorías, pues deja a los usuarios efectuar acciones que van desde mirar los calendarios de partidos, hasta continuar equipos y jugadores, equiparar datos, ver resúmenes de los partidos, el mapa de tiro, mapa de calor del partido, e inclusive repasar y filtrar las jugadas en vídeo.

Respecto a la historia tras de qué forma creó la compañía al lado de Javier Bosch, Miguel Bullón, director de NBN23, asegura que «no es la habitual historia de 2 personas que se conocen hace bastante tiempo y dicen: ‘Oye puesto que estaría bien hacer algo’». En verdad, los 2 creadores no se conocían y los presentó un amigo en común que vio potencial en la posible relación que pudiesen cosechar juntos, en tanto que tenían «motivaciones muy similares». Estas se centraban en una pasión por el baloncesto. Un deporte que «les dio mucho», tanto en la «forma de trabajar, el respeto, el compañerismo, la perseverancia y la orientación al logro», como «amigos, familia y la capacidad de medrar culturalmente». Razones por las que los dos estimaban que tenían «una deuda con este deporte».

Accesibilidad

La compañía busca «facilitar al límite el acceso a la tecnología», y la única forma de poder hacerlo es «evitando que exista una barrera económica», explica el CEO. Es por este motivo que la start-up se financia mediante un modelo de subscripción, donde ofrece servicios exclusivos a los usuarios que desean «un poco más de información», como perfiles estadísticos o bien datos más completos. La compañía asimismo se financia mediante patrocinadores, anunciantes y el recurso del ‘revenue share’ (sistema de negocio en el que los ingresos logrados son repartidos entre todos y cada uno de los participantes) con el organizador implicado.

El reto ha sido, como es natural, el de la digitalización. Ya antes de NBN23, el proceso en el baloncesto principiante consistía en efectuar la inscripción de una persona «con un boli», de exactamente la misma forma se efectuaban los pagos. El procedimiento para las actas, como comparte el CEO, asimismo era rudimentario: «Terminaba el partido y el acta se llevaba físicamente a la federación o bien se mandaba por correo certificado, con lo que podía tardar días y eso se debía guardar archivado 5 años en todos y cada carpetita correspondiente».Pero ahora, el partido tiene nuevas reglas… digitales.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *