Ya se conoce al substituto de los aeroplanos adiestradores C-101. La Plataforma de Contratación del Ámbito Público ha anunciado esta semana la adjudicación a la compañía suiza Pilatus Aircraft LTD del nuevo aeroplano adiestrador de la Academia General del Aire (AGA). La operación supone la entrega de 24 aeroplanos de entrenamiento, que reemplazarán parcialmente la presente flota de 66 aeroplanos C-101 con la que cuenta hoy en día el Ejército del Aire, y que viene prestando servicio desde 1980.El importe total ofertado por la compañía ganadora para los nuevos aparatos, más diferentes simuladores y un bulto logístico inicial, es de 204,75 millones de euros. Son 20,25 millones menos que el presupuesto base con que el Consejo de Ministros autorizó el pasado abril efectuar esta adquiere al Ministerio de Defensa. Dicho de otra forma, el porcentaje de baja con el que se ha adjudicado la adquisición es del nueve%.La elección del ordenador-21, que es el modelo de Pilatus Aircraft ganador, bate al aeroplano Beechraft T-seis Texan II, de la estadounidense Textron Aviation Defense, que en diferentes foros de discusión cercanos al programa se estimó a lo largo de un tiempo como el aparato con más posibilidades. Conforme con el anuncio de adjudicación, Pilatus Aircraft se lleva el contrato “por tratarse de la compañía que presenta mejor relación calidad precio en la oferta”.Además de los 24 aeroplanos, la adquisición incluye otros sistemas para la capacitación en tierra firme. Específicamente se trata de un adiestrador de salida de urgencia, 2 simuladores de cabina para entrenamiento en procedimientos y 2 simuladores de vuelo conectados en red. El lote se completa con un sistema asistido por PC y un bulto logístico inicial.Los 6 primeros ordenador-21 deberían llegar el mes próximo de marzo, conforme con la adjudicación de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), si bien el mes pasado de agosto se alteró el contrato y se estimó que llegarían «ya antes del 31 de diciembre de 2020». Los próximos se van a ir recibiendo más tarde, lo que dejará al Ejército del Aire retirar a sus actuales C-101, lo que está previsto que ocurra en el mes de septiembre de 2021. De este modo, esta solución debe lograr la capacidad operativa inicial para la enseñanza básica (famosa como fase II) en el curso académico 2021-2022.Siguiente fase: capacitación avanzada de caza y ataquePosteriormente, el Ejército del Aire debe acometer la actualización de la fase de capacitación avanzada de caza y ataque (fases III y IV), como siguiente prioridad en el nuevo modelo de capacitación integral en vuelo que se ha desarrollado. En esta segunda parte figura la baja prevista de la flota de 19 aeroplanos F-cinco con la que prosigue contando, lo que está previsto que ocurra desde 2028, con lo que la nueva solución escogida debería incorporarse desde 2025.En este punto, el Ejército del Aire está a la espera de un posible nuevo desarrollo de la industria nacional, si bien tampoco descarta otras posibles opciones para poder cumplir con los planes previstos.La editorial especializada IDS, de la que forma parte Infodefensa.com va a lanzar este mes de diciembre un número singular de su serie Perfiles en el que se especifica el ‘Futuro sistema de adiestramiento integral en vuelo del Ejército del Aire’, incluyendo las fases previstas de substitución de las aeronaves de capacitación hoy en día operativas: los aeroplanos C-101, F-cinco, Pillán y CN-235, y los helicópteros S-76 y EC-120.(Infodefensa.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *