Los científicos del MIT han desarrollado un dispositivo experimental y un protocolo para manipular el contenido de los sueños de las personas mientras que duermen, haciéndoles rememorar señales concretas que pueden provocar temas y experiencias de sueños específicos. En un nuevo estudio publicado en la gaceta «Consciousness and Cognition», un equipo dirigido por el neurocientífico Adam Haar Horowitz describe de qué forma el dispositivo electrónico portátil, llamado Dormio, deja lo que los estudiosos llaman «incubación de sueño dirigida» (TDI). Esta experiencia se da a lo largo de la primera etapa de sueño fluido, donde la persona que duerme experimenta un estado fronterizo de conciencia conocido como estado hipnagógico.

«Este estado mental es flexible y fronterizo», explica Haar Horowitz en un comunicado. «Es como subir la muesca al merodear por la psique y hacerlo inmersivo: algo como ser empujado y arrastrado con nuevas sensaciones como que el cuerpo flota y cae, con pensamientos veloces entrando y saliendo de la psique sin que tengamos el control».

Dispositivo en la mano

Óscar Rosello
La hipnagogia y el sueño REM
La hipnagogia comparte muchas de las sensaciones fluidas y oníricas del sueño REM -el estado más profundo del sueño-, mas con una diferencia importante: las personas todavía pueden oír y procesar sonidos a lo largo de este estado intermedio, mientras que pasan de estar lúcidos a dormidos y viceversa: una especie de «puerta trasera sensorial», que deja que funcione la incubación dirigida de sueños.

Como un procedimiento experimental afín llamado reactivación de memoria dirigida (TMR), que reactiva recuerdos concretos que se impulsan a través de una señal generada a lo largo del sueño, TDI puede tener aplicaciones como una herramienta de aprendizaje que puede prosperar la consolidación de la memoria. Mas tiene una ventaja más: el dispositivo Dormio se utiliza de forma más fácil, como un guante cargado de sensores.

«Recuerde meditar en un árbol»
En el momento en que una persona se queda dormida utilizando el dispositivo, las señales de audio se reproducen por medio de una aplicación asociada. En el caso de los ensayos efectuados, que se aplicaron a 49 participantes, se mandó el mensaje «Recuerde meditar en un árbol».

Los sensores Dormio procuran datos fisiológicos que señalen que la persona se ha quedado dormida, instante en el que el sistema los lúcida escuetamente, lo que los impulsa a decir lo que les pasaba por la psique mientras que dormían. Con esto se produce un «informe verbal de sueños» que es grabado por la aplicación. Tras esta breve interrupción, vuelven a dormir, mas solo por un corto tiempo, a lo largo de una serie de sueños repetidos, despertares y grabaciones pedidas, todo centrado en un estado de «hipnagogia dirigida».

«La incubación dirigida de los sueños es un protocolo para reactivar los recuerdos a lo largo del sueño de una forma que conduce a la integración de la memoria concreta, o bien recuerdos relacionados, en el contenido del sueño», explican los estudiosos en su artículo. Algo como emplear cuando el entorno real se mezcla con nuestros sueños ese instante en el que estamos medio dormidos. «El objetivo del presente estudio es valorar la capacidad de Dormio para identificar el periodo de comienzo del sueño y manipular de forma exitosa el contenido del informe de sueño hipnagógico por medio de indicaciones verbales anteriores al sueño». Esto es, la capacidad del dispositivo para penetrar con su mensaje (como «recuerda un árbol») en el instante justo para interferir en nuestros sueños,

Resultados esperanzadores
Aunque el sistema prototipo todavía se está mejorando, los resultados experimentales sugieren que semeja influir con un más que admisible éxito. Cuando Dormio instó a los participantes a meditar en un árbol ya antes y a lo largo del estado de sueño «fronterizo», el 67% de los informes de sueños compendiados por la aplicación mentaron referencias a un árbol al despertar de un estado hipnagógico.

«Mi sueño implicaba un árbol» -recoge el informe de uno de los participantes-. Estaba siguiendo las raíces con alguien y las raíces me transportaban a diferentes lugares… Podía oír las raíces del árbol manando energía tal y como si me llevasen a algún lugar».

Al contrario, los informes de sueños de un conjunto de control, a quienes solo se les solicitó que observaran sus pensamientos mas haciéndoles participantes del mensaje compartido («recuerda un árbol»), prácticamente no presentaron referencias al tema.

Futuras aplicaciones
Aparte de asistir a dar forma a los sueños de las personas, los estudiosos afirman que su sistema Dormio y su protocolo de incubación de sueños podrían emplearse para diferentes técnicas de aprendizaje que implican la consolidación de la memoria basada en el sueño, o bien como una herramienta para asistir a la inventiva y la resolución de inconvenientes, al incitar a las personas a rememorar de manera consciente el pensamiento fluido y vivaz de su estado hipnagógico.

«Soñar con un tema concreto semeja ofrecer beneficios tras el sueño, como en las labores de inventiva relacionadas con este tema», asevera Horowitz. «Esto no es sorprendente a la luz de figuras históricas como Mary Shelley o bien Salvador Dalí, quienes se inspiraron de manera creativa en sus sueños. La diferencia acá es que inducimos estos sueños de manera creativa ventajosos a propósito, de forma específica».

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *