El mejor pijama veraniego para niños

En la época calurosa debemos esforzarnos en garantizar noches cómodas y agradables a nuestros pequeños. Por ello, es vital el pijama que elijamos.

Cuando llega la época estival, los más pequeños se han quitado las capas de ropa que le han servido de protección durante el duro invierno. Ahora, llegó la hora de «aclimatarlos» para el verano que se avecina.

Generalmente, las noches de verano representan un verdadero drama para que nuestros pequeños puedan conciliar el sueño; el calor y la ropa inadecuada pueden ser motivos de irritaciones en la piel e incomodidad. De allí la importancia de elegir cuidadosamente las prendas de dormir en esta época del año.

Pijamas para los más pequeños

El pijama bebe debe ser una de las prendas más cómodas de su ajuar, pues su delicada piel es muy propensa a irritaciones. Por lo tanto, debes asegurarte que la tela del pijama esté confeccionado con productos naturales, como el algodón; existe también el tejido artificial o mixto, pero deben ser hipoalergénicos para evitar reacciones adversas en la piel.

Una prenda cómoda, segura y también divertida

Cuando te toque elegir el pijama de tus hijos, debes valorar la comodidad que ofrece antes que el precio de venta. Si buscas un pijama bebe, la elección debe ser más rigurosa. La tela debería ser de algodón orgánico al 100%; las costuras, etiquetas y adornos deben ser externas para evitar roces que pudiesen irritar su delicada piel.

Para niños hasta la edad de 2 años puedes encontrar pijamas frescos, con fácil apertura en piernas que facilitan cambios de pañales. A partir de 1 año, hasta los 4, ya el pijama pasa a formar parte de la personalidad de tus hijos.

Desde ese momento, los estampados, colores y motivos, pasan a formar parte de su mundo fantástico, ejerciendo gran influencia en su seguro y confiado descanso nocturno. Para mayor frescura, puedes elegir entre pijamas de dos o tres piezas: camisa manga corta, pantalones cortos y largos.

Importancia del pijama veraniego infantil

Los principales requisitos de un pijama infantil es que sea cómodo y fresco, que facilite la transpiración y que sus componentes textiles sean hipoalergénicos. Estos garantizan una noche tranquila, tanto para los peques como en sus padres.

Adicionalmente, el pijama bebe debe ser práctico en el momento de cambiar pañales, pues en inicios de la vida, el nene tiende a ser más dormilón y los cambios deben ser tolerables.

A medida que crecen, los niños cambian hábitos y tiempos de dormir; sin embargo, el tiempo que pasan en pijamas supera las 10 horas. La hora más divertida y con mayor sensación de libertad es el momento en que se colocan el pijama. Al sentir el contacto agradable con la tela e identificarse con los motivos estampados, su imaginación se activa y toman la actitud de prepararse para el sueño.

Al asociar el pijama con el tiempo de dormir, los niños presentan mayor disposición a acostarse cuando el momento llegue; desde el instante de endosarlo, los peques se relajan y su actividad tiende a suavizarse. Importante: al levantarse y asearse debes cambiarles de ropa.

Guías de compra

Al momento de adquirir un pijama veraniego para niños debes tomar en cuenta tres factores principales:

  • La comodidad
    Las telas de algodón garantizan frescura, los botones, etiquetas y cremalleras no deben representar un problema.
  • Los motivos estampados
    Su elección debe ser acorde al gusto de cada niño
  • El Género
    Este aspecto representa rasgos culturales inherentes a cada región; generalmente, las niñas prefieren los estampados brillantes, bordados y decoraciones florales; los niños, en cambio eligen superhéroes, automóviles o animales salvajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *