El influjo del golf en los campeones españoles


Llegar a ser un número uno mundial en cualquier deporte está al alcance de muy pocos. Se precisan muchas cualidades físicas, técnicas y mentales acompañadas de un gran trabajo a lo largo de toda una vida para llegar a la cima; además, las situaciones de máxima tensión están a la orden del día y hay que saber combinar esos momentos de estrés con otros de relajación para que todo funcione.

Da igual hablar de tenis, automovilismo, baloncesto o esquí. En cada modalidad la exigencia es máxima y el deportista de élite se entrega en cuerpo y alma para llegar a lo más alto. Disfruta de grandes éxitos y reconocimientos al ser el mejor en lo suyo, pero al final termina buscando una válvula de escape cuando necesita bajar su nivel de adrenalina. Y esa salida cada vez más se llama golf.

Desde los históricos Manolo Santana, Ángel Nieto o Paquito Fernández-Ochoa a los más contemporáneos Carlos Sainz, Fernando Alonso, Juan Carlos Ferrero o Rafa Nadal, muchas son las figuras que se han decantado por el deporte verde para liberar tensiones y, de paso, vivir el ejercicio físico desde otra perspectiva. «Para nosotros es muy importante que todas estas estrellas se acerquen al golf -explica Gonzaga Escauriaza, presidente de la Federación Española- porque nos da mucha credibilidad y nos ayuda a posicionarnos como una actividad divertida y saludable».

El último en descubrir las bondades de este deporte ha sido Pau Gasol, que aprovechó los días de pandemia para comenzar a practicarlo y en pocos meses ya se ha enganchado a él, como sucede en la mayoría de las ocasiones. «Como hablamos de grandiosos campeones, siempre van a buscar la excelencia y tratan de hacerlo lo mejor posible. Son muy competitivos, se esfuerzan mucho y en el proceso también descubren otros de nuestros valores, como lo humildad o la paciencia y eso lo valoran mucho», prosigue el dirigente. Por eso es tan importante que estos personajes se dejen ver sin complejos por los campos, como hizo el bicampeón de la NBA en Valderrama con motivo del Estrella Damm Andalucía Masters.

Debut olímpico para Gasol

Pau se estrenó en esta competición de lujo acompañado por Adri Arnaus, con quien coincidió en los Juegos de Tokio. Ahora que está retirado seguro que no tarda en mejorar su hándicap. «Estoy bastante enganchado y disfruto mucho con la gente de este mundillo, que es muy sana. Este deporte es un reto constante porque siempre estás buscando hacer menos golpes», comenta el baloncestista.

El efecto que ha causado Jon Rahm en la sociedad española en las dos semanas que acaba de pasar aquí ha sido extraordinario. Su imagen se ha visto en anuncios publicitarios, se ha hablado de él en la calle y los telediarios y ya es un ídolo deportivo más. Por eso, la promoción añadida que pueden hacer otros famosos en estos momentos es impagable. «A lo largo de los años hemos sufrido muchos estereotipos negativos y no es fácil quitárnoslos de encima; por eso si la gente ve que otras estrellas se acercan al golf y lo disfrutan pensarán que será por algo. Esto es algo que nos llena de orgullo», concluye Escauriaza.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *