El impuesto de matriculación volverá a subir el 1 de enero

Publicado el Por Julio Gracia


El alivio fiscal al sector del automóvil expirará cuando termine este año. El impuesto de matriculación se incrementará a partir del 1 de enero de 2022, toda vez que
la enmienda que se introdujo en la Ley de medidas contra el fraude fiscal para aplazar su incremento decae el próximo 31 de diciembre, según recordó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha aprobado las cuentas públicas del próximo año.

La titular de Hacienda explicó que el aplazamiento de la entrada en vigor de la reforma del Impuesto de Matriculación para adaptarse a las nuevas exigencias medioambientales, que en la práctica suponía un incremento del mismo, se extendió desde julio hasta el 31 de diciembre, por lo que el incremento de este tributo entrará en vigor el próximo ejercicio, según recoge Ep.

Durante la tramitación en el Senado, el Grupo Parlamentario Socialista rectificó su posición inicial y aceptó la congelación del impuesto de matriculación hasta final de año, después de que los partidos de la oposición forzasen este cambio de parecer para rebajar la subida del precio de los vehículos tras la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones WLTP el pasado 1 de enero.

Dicho impuesto está ligado a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que homologa cada automóvil. Al cambiar la legislación y hacerla más estricta, los coches registran una cifra mayor, por lo que pueden saltar de tramo en la tasa y tener que pagar más por el impuesto de matriculación.

El fin de la moratoria provocará un encarecimiento de 12 euros de media en la letra mensual del coche, según datos de Sumauto, especialista en portales verticales de automoción que cuenta con Autocasión, AutoScout24 y Unoauto, entre otros. Esta cifra es superior a la estimada a principios de año de 5 euros, dado que la falta de coches ha provocado una disminución paulatina de acciones comerciales de fabricantes y distribuidores.

Esta subida impositiva vendrá a agravar el contexto de crisis del sector motivado por la falta de microchips y que se prevé se prolongue a lo largo del próximo año. La crisis de los semiconductores está lastrando las ventas especialmente en el canal de particulares, que acumula un 9,7% de descenso hasta septiembre. Asimismo, los plazos de entrega de los vehículos se están dilatando mientras el stock se resisente y los precios comienzan a subir.

Sumauto remarca que el factor clave para un conductor a la hora de adquirir un vehículo nuevo no es tanto su precio final sino la capacidad de acceder económicamente a él, es decir, qué parte de su renta mensual debe dedicar a financiarlo.

En este sentido, recuerda que el precio medio de un vehículo nuevo en 2020 ascendió a 19.081 euros, según la Agencia Tributaria, frente a los 16.700 euros de 2016, es decir, un 14% más. Ese crecimiento supera con mucho la subida salarial en España de estos últimos años, que entre 2016 y 2019 (último dato disponible de la Encuesta de Estructura Salarial del INE) fue del 5,3%.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *