La electrificación, bien mediante modelos híbridos, enchufables o bien 100%eléctricos, va ganando terreno entre los automóviles utilitarios o bien de transporte urbano. Mas la instalación de baterías en automóviles pesados y dedicados al transporte de mercaderías en grandes distancias no prueba ser absolutamente efectivo a través de modelos que deban recargarse mediante una toma de corriente.

En el momento de buscar opciones alternativas, IVECO lleva más de 2 décadas apostando por soluciones de futuro para localizar opciones alternativas a los comburentes como el diésel. De esta estrategia brotaron los primeros automóviles de gas natural para la recogida de restos urbanos. Hoy, el fabricante cuenta con una extensa gama, desde automóviles industriales ligeros, hasta medios y pesados, en versión gas natural y eléctricos y también híbridos en el segmento de transporte de pasajeros. También, en 2019 en Joint Venture con Nikola, IVECO fortaleció este compromiso para la descarbonización del transporte por carretera, con el desarrollo de automóviles eléctricos y de pila de hidrógeno.

Conforme Pablo Cebrián, Vicepresidente de Ingeniería de IVECO, «El hidrógeno es buena forma de viabilizar la reducción de emisiones para el transporte pesado. El propósito de cero emisiones para el 2050, se traduce para la industria del transporte pesado en una reducción de emisiones de un 15% en 2025 contra la base de 2019 y de un 30% en el 2030. Un 15% que no semeja tanto, mas que para una industria que lleva 15 años embarcada en reducir las emisiones locales sin penalizar el consumo no es viable sin la aportación de automóviles de cero emisiones, eléctricos y de pila de hidrógeno».

«Hemos tardado 100 años en llevar el vehículo diésel al punto en el que está el día de hoy, y debemos lograr llevar el vehículo de hidrógeno a una situación de costos de operación equivalente para el usuario en 2030. Un camión consume 30.000 o bien 40.000€ por año de comburente, es impensable un costo equivalente con ocho Kg de hidrógeno consumidos por cada 100 km al coste del hidrógeno verde de hoy», agregaba el Vicepresidente de Ingeniería con respecto a los desafíos de esta energía sustentable.

También, Cebrián resaltó la necesidad de que todos y cada uno de los actores de la industria cooperen para lograr dichos objetivos y lograr un transporte de cero emisiones: «Tenemos que estimular esta clase de tecnologías. Para esto es esencial el desarrollo de conocimiento, la inversión en I+D y la creación de infraestructura. Es esencial atreverse a poner proyectos en marcha y fomentar la creación de conocimiento en toda la cadena de valor. Por poner un ejemplo, IVECO participa desde el 2019, de manera conjunta con FPT Industrial y otros asociados, en el proyecto H2Haul, una prueba conduzco con 16 camiones de pila de comburente de hidrógeno que van a hacer más de un millón de quilómetros, comenzando los test en carretera en el 2022, probando diferentes aplicaciones en diferentes países».

IVECO sigue con su compromiso en la reducción de la huella de carbono y el cuidado del medio ambiente. Desde el instante en que hace más de 25 años comenzase a desarrollar la tecnología de gas natural para el transporte de mercaderías, el fabricante ha conseguido reducir este 2020 las emisiones CO2 en los procesos logísticos de sus Plantas de la capital de España y Valladolid, ha comercializado más de 35.000 automóviles industriales pesados impulsados por GNL y sigue liderando la transición hasta un transporte cero emisiones.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *