La ministra de Trabajo no descarta un real decreto ya antes aun de que acabe el año

El Gobierno en funciones no sabe ni en qué momento ni cuánto, mas su voluntad de subir el Sueldo Mínimo Interprofesional (SMI) de cara a 2020 es firme. De este modo lo expresó el día de ayer la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio quien defendió la puesta en marcha de esta medida cuando haya un Gobierno “en totalidad de funciones” y “antes de que acabe el año”. La ministra efectuó estas declaraciones el día de ayer al término de un Consejo en Bruselas con sus análogos europeos y una vez que Esquerra Republicana (ERC) enfriara el pasado martes las posibilidades de una investidura antes que concluya 2019. “Lo mejor es que antes que acabe el año se pudiera sacar un real decreto para poder ver qué hacemos con el SMI, anteriormente efectuadas esas consultas con los agentes sociales”, aseguró la ministra, aunque asimismo recordó que no es la primera vez que esta clase de medidas se han llevado a cabo ya entrado el año, en el mes de enero o bien aun febrero.Valerio, no obstante, no aclaró si el Ejecutivo hará este incremento con independencia de que prosiga su situación de interinidad o bien va a preferir aguardar a la investidura, teniendo presente asimismo que las consultas con los agentes sociales ni tan siquiera han empezado. A lo largo de su campaña electoral, el Partido Socialista defendió un sueldo mínimo de 1153 euros por mes al final de legislatura (el equivalente al 60% del sueldo medio en España), un 28% más que los 900 euros actuales en 14 pagas. Este incremento se quedaría todavía de este modo lejos del pretendido por Podemos, asociado prioritario de un hipotético Gobierno de Pedro Sánchez. La capacitación dirigida por Pablo Iglesias tiene pretensión de llevar el sueldo mínimo hasta los 1.300 euros mensuales.

Efectos negativos

A pesar de que para el Gobierno en funciones la revalorización actual ha sido un éxito, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha reconocido últimamente que esta medida ha implicado “problemas” para ciertos campos como la utilización familiar o bien la agricultura, donde la subida del sueldo mínimo ha aumentado la economía sumergida. En el primer caso, Granado ha explicado que 13.000 personas han dejado de cotizar al régimen de empleada de hogar pues las mejoras salariales en otros campos les han impulsado a desamparar este empleo. Conforme el secretario de Estado, esos puestos han sido reemplazados por trabajadores en situación irregular que no cotizan a la Seguridad Social. En el segundo caso, los empleados tienen problemas para cobrar las horas extra y han descuidado el trabajo en el campo para buscar una ocupación en el campo servicios.Otras instituciones asimismo han alertado de los riesgos de continuar subiendo el sueldo mínimo. El Banco de España preveía una destrucción de 125.00 trabajos, el equivalente al 0,8% de los 16 millones de ocupados a tiempo completo. El Círculo de Empresarios asimismo predijo en el mes de septiembre efectos negativos por el “decretazo» de Sánchez. Concretamente, John de Zulueta, presidente del Círculo, estimó que “la subida del SMI creará economía sumergida, más paro y a los jóvenes les va a dar menos ocasiones laborales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *