El Instituto Nacional de Ciberseguridad, perteneciente al Ministerio de Economía, alarma sobre una práctica delictiva poco a poco más común

Si está acostumbrado a adquirir y vender productos de segunda mano por medio de plataformas en línea, este comportamiento no le va a parecer extraño: un usuario se pone en contacto con para interesarse por ciertos objetos que aparecen en su cuenta. El propósito es lograr un pacto sobre el costo y, en caso afirmativo, proceder al pago y a la entrega. No obstante, hay que tener singular cuidado con determinados supuestos compradores. La Oficina de Seguridad del Navegante del Instituto Nacional de Ciberseguridad ha emitido una alarma sobre la última estafa que está afectando a la plataforma por antonomasia para desarrollar estas transacciones entre particulares: Wallapop.La pretensión del delincuente es redirigir la comunicación cara el e-mail, a través de el que trata de mentir al vendedor a fin de que le mande dinero por medio de tarjetas prepago“Hola este artículo aún está en venta? En caso afirmativo por favor confírmame llamar su nombre correo personal (señala una dirección) gracias”, recoge el mensaje mandado por el ciberdelincuente. Conforme el organismo, la pretensión del mismo es redirigir la comunicación cara el correo, a través de el que trata de mentir al vendedor a fin de que le mande dinero por medio de tarjetas prepago. “Si recibes un mensaje por medio de Wallapop o bien cualquier aplicación de compra y venta de un usuario interesándose por uno de tus productos, mas este te solicita que le contactes por correo, no hagas caso, seguramente se trate de un fraude”, agrega Incibe.El objetivo es conseguir datos personales como el nombre, la dirección y el teléfono móvil. Para eludir que el vendedor sospeche, los estafadores aseveran que piden esta información para expedir a una compañía de correo que recoja el producto ofertado. En el caso de picar y mandar estos datos, el presunto comprador solicitará comprobar el correo para confirmar que hemos recibido una notificación de la presunta empresa de transporte. Con este falso correo electrónico, que suplanta la identidad de la compañía DHL, “intentarán mentir al usuario a fin de que facilite datos personales, bancarios, o bien aun procurando que se realice la adquisición de tarjetas de prepago en línea para facilitar su código a la presunta empresa de transporte para realizar el envío”.Todos los usuarios con cuenta en Wallapop y que tengan en venta algún producto. Si bien esta clase de fraude podría ser empleado en otras aplicaciones de peculiaridades afines.Tal y como recoge esta entidad, en el caso de percibir una comunicación de estas peculiaridades, jamás hay datos personales ni adquirir ningún género de tarjeta de prepago en línea. Para esto, resulta esencial conocer los consejos de seguridad de Wallapop:Si al chatear con la persona no te inspira confianza o bien dudas de la veracidad de su perfil, busca otro, seguro hallas a otro usuario que te inspire más confianza y seguridad.Mira el perfil del comprador para poder ver sus valoraciones precedentes y su verificación de perfil.Las ofertas de compradores extranjeros que ofrecen más dinero de lo normal por el producto y se ofrecen a aceptar los gastos de envío habitúan a ser fraudes. Si adviertes esta clase de oferta, repórtala por medio de la aplicación y no mandes el producto hasta el momento en que no te confirmemos que se trata de un comprador fiable.Te aconsejamos realizar todas y cada una de las gestiones y conversaciones a través de nuestro chat interno.Evitar los pagos a distancia o bien a través de trasferencias.En caso de ser víctima de esta clase de fraude y haber efectuado el pago indicado, Incibe recomienda poner una demanda frente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: “Guarda todas y cada una de las patentizas de las que dispongas a fin de que puedas probar los hechos denunciados”.Si, además de esto, has facilitado datos personales y bancarios (por poner un ejemplo número de tarjeta, data de caducidad y código de seguridad), “contacta cuanto antes con tu entidad de finanzas para informarles de lo sucedido”.

Fuente: larazon.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *