El éxito empresarial, establece un plan de negocio con los mejores mentores

El mercado empresarial es un sector realmente complicado en el que triunfar está reservado para unos pocos. Sin embargo, si realizamos una planificación de nivel antes de lanzar nuestro negocio al mercado, tendremos parte del camino recorrido. Porque tener en cuenta cada uno de los aspectos que pueden influir en nuestro éxito, previniendo cada suceso que pueda acontecer, será la forma más eficiente de abrir las puertas de una compañía en una época con tanto nivel de competencia.

Confía en profesionales del sector

Ni siquiera los mejores estudios en la universidad más prestigiosa son garantía de éxito absoluto en el sector empresarial. Las variables escapan, en ocasiones, a nuestro control y hemos de encontrar aquellos métodos que nos permitan la máxima estabilidad financiera desde el primer minuto. Emprender entraña sus riesgos y hemos de ser plenamente conscientes de ello, algo que no significa que no podamos reducir las probabilidades de fracaso.

Establecer un business plan será, por tanto, la decisión más positiva para el devenir de nuestro proyecto. Las ideas que recorren nuestra cabeza y nos llevan a poner en marcha un nuevo negocio pueden tener mucha relevancia, sin embargo, si no aprendemos a llevarlas por el buen camino, ni las más revolucionarias lograrán triunfar.

Aquí es donde entran en juego los grandes profesionales de este sector, mentores para empresas que están en su primera fase de desarrollo y que necesitan de una gestión bien encaminada. Porque dichos profesionales llevan años estudiando el mercado, comprobando qué técnicas funcionan mejor en la ya conocida como era digital y, en definitiva, permitiendo a miles de emprendedores cumplir las metas que se establecieron.

Gracias al auge de internet, nos será realmente sencillo identificar aquellos mentores que merecen de nuestra inversión. Con total seguridad, después de haber realizado una exhaustiva comparativa, nombres como el de Igor Ochoa llamarán tu atención. Convertido en referente del sector, este experto del emprendimiento es capaz de establecer un plan de negocio lo suficientemente eficiente como para llevarnos a lo más alto.

Esta fase de la gestión empresarial es incluso más importante que aquellas que llegarán en un futuro. Del business plan dependerá que haya negocio a largo plazo, por lo que no puede quedar en manos del azar. Aprender a delegar funciones es una tarea de todo empresario y esto es algo que empieza en la propia semilla de la compañía.

Las siete fases del plan de negocio

Nada de lo que ocurre en la fase de planificación es por casualidad. Es producto de un estudio de las necesidades de cualquier negocio durante sus primeros años y la implementación de dichas estrategias está perfectamente medida. Los profesionales de la mentoría dividen el plan de negocio en siete fases que, si alguna de ellas cojea, puede tambalear el conjunto de la compañía.

El primer paso será el de buscar el poder ejecutivo de la compañía. Encontrar socios e inversores nunca es tarea fácil, pero con las recomendaciones de expertos nos será mucho más sencillo. A esta fase le sigue el estudio de mercado, comprobando aquellos nichos que, en caso de explotarlos bien, estaremos más cerca del éxito desde el minuto uno. Algo que no puede implementarse sin la intervención del tercer procedimiento: el plan de marketing.

A continuación, una vez sabemos qué vamos a vender y cómo pensamos hacerlo, tendremos que generar un plan de operaciones; desde el proceso de producción, hasta la fase de venta. De esto dependerá el funcionamiento básico de nuestra compañía, siendo así uno de los pasos más relevantes en el plan de negocio.

Por último, sólo nos quedarán las fases más formales. Tener una estructura de recursos humanos, establecer un plan financiero y crear una forma jurídica son factores que no siempre consideramos pero que, irremediablemente, son puntos fundamentales que determinarán nuestro éxito o fracaso.

Si nos ponemos en manos de grandes referentes de la planificación de negocios, seremos capaces de desarrollar cada una de estas fases con toda la información pertinente. Porque si bien es cierto que conocer la teoría es importante, más todavía lo es, apoyarse en profesionales para aplicar la práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *