La enorme China tiene una imagen asociada a los paisajes subtropicales en los que los arrozales escalan las laderas y la población vive un entorno de manera permanente regado por las lluvias. No obstante, el territorio es tan extenso que da para rincones absolutamente opuestos. Por poner un ejemplo, el del desierto de Gurbantünggüt.
No es uno de los mayores yermos (unos 50.000 km2, exactamente la misma superficie que C. Rica o bien Eslovaquia), mas tiene una particularidad que lo hace único: es el polo de inaccesibilidad del planeta. Ello desea decir que es el territorio que se encuentra a mayor distancia del mar. La playa más próxima está a dos.600 kilómetros. Como resulta lógico, asimismo ostenta exactamente el mismo título, mas del continente euroasiático. Este dato geográfico lo establecieron en 1986 los exploradores británicos Nicholas y Richard Crane, específicamente en las coordenadas geográficas 46º 16.8’N 86º 40.2’E.

Es parcialmente rico en flora, incluso cuando se observa que por norma general solo llovizna una vez por año

El desierto de Gurbantünggüt está escasamente poblado. No es un mar de dunas espectaculares y tierras abrasadas, como su vecino más ilustre, el Takla Makán, sino se trata de un sitio relativamente templado, en el que las humedades que provoca el rocío de cada jornada favorecen la aparición de una serie de líquenes que son los que fijan la arenas en pequeños montículos.
Por exactamente el mismo motivo, es parcialmente rico en vegetación –aunque esta siempre y en todo momento sea rastrera o bien regordeta, espinosa y poco dada a medrar en vertical para eludir el fuerte viento reinante–, incluso cuando se observa que por norma general sólo llovizna una vez al año.

En el Gurbantünggüt se han divisado gacelas mongolas y asnos salvajes asiáticos, como aves rapaces y buitres, mas estas pueden ser no residentes y alejadas desde lugares más afables para la vida. Para acceder a este desierto que se encuentra en la región china de Xinjiang lo mejor es asistir a la ciudad de Urumqi, que se encuentra en su extremo meridional.

Es una metrópoli de más de 3 millones de habitantes que en los últimos tiempos ha aparecido en los medios por ser el primordial foco de enfrentamiento entre la nativa etnia uigur –musulmana– y la población han que la administración central ha “importado” para silenciar las intenciones nacionalistas turquestaníes.

Dunas del Gurbantünggüt al atardecer
(Yue734 / Getty Images/iStockphoto)

La propia urbe de Urumqi es la puerta de entrada al otro desierto que se encuentra próximo, al sur de esta población. Se trata del temible Takla Makán, cuyo nombre significa “quien entra, no sale”, este sí un ardiente territorio que tiene en común con el Gurbantünggüt tener yacimientos petrolíferos cuya explotación está mal vista tanto por los ambientalistas como por los uigures originarios de la zona.
Los desiertos de Gurbantünggüt y Takla Makán, tras haber sido temorosamente orillados por los caravaneros de la Senda de la Seda a lo largo de siglos, se pueden cruzar actualmente por una carretera central. Mas, eso sí, mejor no tener una avería allá o bien quedarse sin agua bebible, puesto que no hay a quien recurrir.

El desierto es el territorio que se encuentra a mayor distancia del mar del planeta. La playa más próxima está a dos.600 quilómetros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *