El consumo en España medró un uno con dos% de media a lo largo de la desescalada si bien en la fase tres bajó un siete,2% con respecto a semanas anteriores. De este modo lo desvela el informe «Post Covid-19: Las fases del consumo» publicado este lunes por la fintech de España Bnext y, conforme el que, además de esto, a lo largo de la fase 0 el consumo se acrecentó en un dos,1% respecto por semana precedente con un incremento del 55% en lo referente al gasto destinado a la adquisición de material deportivo y de más de un 27% en el consumo de gasolina en relación con la semana anterior.

Por edades, los que más aumentaron sus gastos fueron las personas de entre 40 y 49 años, seguidas de los mayores de entre 60 y 69 años, al tiempo que los que más lo redujeron fueron los veinteañeros.

A lo largo de la fase 1, el consumo se contrajo un siete% de media conforme el estudio pese a que el gasto destinado a ópticas se acrecentó más de un 63% de media y el dedicado a transportes y viajes aumentó un 13% y prácticamente un 30%, respectivamente. Por edades, los españoles de entre 60 y 69 años fueron los que más gastaron en las dos categorías, con un 66% en viajes y un 53% en transporte, en frente de los jóvenes de entre 20 y 29 años, cuyo gasto fue de un 20% y prácticamente un 13%, respectivamente.

El gasto en belleza se redujo hasta un ocho,4% y en nutrición registró una contracción de un siete,6% al tiempo que la adquisición de tendencia cayó un 0,3%. Los españoles de entre 30 y 39 años fueron los que más redujeron el gasto (-cinco%) en este capítulo al tiempo que en la categoría de belleza fueron las personas entre 50 y 59 años las que más recortaron su presupuesto, un 25%.

En lo referente a la fase dos, del 25 de mayo al siete de junio el consumo aumentó, de media, un 17,4% y el gasto en transporte ensayó un desarrollo de un 200% en comparación con periodo precedente. Los españoles de entre 50 y 59 años fueron los que más gastaron en esta partida, algo más de un 33% de media, al tiempo que los jóvenes de entre 20 y 29 años redujeron su gasto un 0,3% en promedio.

Al lado de ello, los españoles dedicaron al capítulo de ocio un 32% del gasto, siendo los de edades comprendidas entre 60 y 69 los que más dinero dedicaron a esta partida (39%) en frente de los jóvenes de entre 30 y 39 años, que apenas dedicaron un ocho%. Respecto al gasto en comida a domicilio, este se situó, de media, en un 27%, con un desarrollo en todas y cada una de las franjas de edad y el área de nutrición medró en esta nueva fase una media de un dos,5% y el gasto en moda se situó de media en torno al 27%. Los que más gastaron fueron los usuarios de entre 40 y 49 años, que destinaron un 37% de su presupuesto a esta partida, en frente de los mayores de entre 60 y 69 años, cuyo gasto medio fue de en torno al 14%.

Desde el ocho de junio, con más de la mitad de la población de España en fase tres, el consumo redujo un siete,2% de media con respecto a las semanas anteriores y el gasto en óptica fue la partida que más desarrollo registró, con un 42% de media, seguida del transporte, con un 39% y de ocio, con una media de 29%. Por edades, los españoles de entre 60 y 69 años fueron los que más gastaron en transporte y acontecimientos, al tiempo que los de en torno a cincuenta años los que más gasto hicieron en las ópticas.

Por contra, las partidas en las que más se redujo el gasto fueron nutrición, cultura y belleza, que cayeron prácticamente un 10% de media. Los treintañeros fueron los que más recortaron de media el gasto en nutrición y cultura al tiempo que los españoles de entre 20 y 29 años fueron los que menos invirtieron en belleza.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *