Pedro Sánchez tenía prisa por festejar el Pleno de investidura, hasta el punto que decidió convocarlo en la mitad de las vacaciones de Navidad. Concretamente, se festejó el fin de semana anterior al día de Reyes, esto es, los días cuatro, cinco y siete del pasado mes de enero, supuso al Congreso un desembolso excepcional de más de 156.000 euros solo en término de horas extra a los trabajadores y transportes para los miembros del Congreso de los Diputados, una cantidad que no es terminante y que podría acrecentar si se tienen presente la influencia en la factura de la luz y de taxis y kilometraje.Habitualmente, la primera semana del año el Congreso cierra sus puertas para dar reposo a su personal, que en su mayor parte no acostumbra a trabajar en el fin de semana. No obstante, la emergencia de Sánchez por festejar su investidura ya antes de Reyes provocó que la plantilla tuviese que ir a trabajar tanto en sábado como en domingo. Concretamente, 58 trabajadores de la Cámara Baja debieron prestar sus servicios expepcionales el sábado y 55 lo hicieron el domingo -el siete de enero ya no cuenta siendo día laborable- y en los dos días se contabilizaron un total de 1.888,5 horas extraSegún los datos facilitados por el Congreso a Europa Press, la Cámara ha debido abonar a sus trabajadores un total de 50.446,36 euros en término de horas extra, a lo que hay que sumar las 260 horas de reposo que se les ha proporcionado para compensar ese horario. Además de esto, el Congreso, que cubre los gastos de transporte de sus señorías en sus desplazamientos en España para el ejercicio de sus funciones, gastó 106.022,85 euros por los viajes de ida y vuelta que los miembros del Congreso de los Diputados debieron efectuar para acudir en la capital española a las sesiones del discute de investidura.Eso sí, esta cantidad puede aumentarse pues no incluye las cancelaciones de billetes de tren o bien de aeroplano que pudiesen haberse producido en ese fin de semana, y tampoco recoge el abono de los gastos de kilometraje para compensar los desplazamientos de los miembros del Congreso de los Diputados que se trasladaron en sus automóviles privados, ni el empleo de su abono taxi en esos días, que asimismo corre al cargo del Congreso.Los miembros del Congreso de los Diputados tienen hasta el próximo 29 de febrero para presentar las oportunas peticiones de indemnización por gastos de kilometraje, que asciende a 25 céntimos de euro por cada kilómetro. En lo que se refiere a los taxis, los miembros del Congreso de los Diputados disponen de un abono de un máximo de tres.000 euros por año, mas solo se paga lo que se usa. En suma, y sin contar tampoco los gastos a los que ascendió la factura de la luz en esos días en los que las edificaciones iban a estar cerrados -un dato del que todavía no dispone el Congreso-, el empeño de Sánchez de festejar su discute de investidura en las jornadas precedentes y siguiente al Día de Reyes, sin aguardar por fin de las fiestas de Navidad, supuso un gasto total de 156.469,21 euros. En su día, Sánchez justificó esas datas en la necesidad de conformar un Gobierno lo antes posible.De hecho, su idea inicial era que el discute de investidura tuviese sitio ya antes de final de año. No obstante, tras percibir el aval de la Cámara Baja para proseguir en el Palacio de la Moncloa, el presidente se tomó una semana para ir anunciando poquito a poco la composición de su Gobierno de alianza con Unidas Podemos.

Fuente: larazon.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *