El día de hoy, como el día de ayer. Y como antes de ayer. La huelga indefinida de los vigilantes de seguridad del aeropuerto de Barna-El Prat no ha tenido apenas incidencia para los pasajeros en la tercera jornada de paro y el caos temido hace algunos días no ha sido tal hasta el momento.
Fuentes de Aena han explicado que este domingo ha habido algún pico con colas de más 20 minutos, mas en cuanto al resto ha sido una jornada frecuente con un tiempo de demora de entre 5 y 15 minutos. De cara a final de semana se espera que haya más tránsito de pasajeros de nuevo, con el puente por el medio, mas este lunes y martes se presagia una jornada con un volumen inferior al del fin de semana. Para este domingo Aena, gestora de la infraestructura, preveía el paso de 180.000 personas. Los días señalados como críticos eran el viernes pasado y el día de hoy.

Este domingo el consultor del comité de huelga y portavoz del comité, Juan Carlos Giménez, ha denunciado “irregularidades” y el caso de una trabajadora que “ha sufrido un ataque de ansiedad” tras una discusión con un agente de la Guarda Civil en el filtro de seguridad. Los representantes de los trabajadores tienen intención de llevar esas “anomalías e irregularidades” a la inspección de guardia y a los juzgados de El Prat, con el fin de obtener las grabaciones de los filtros para poder demostrarlas. Gimenez afirma que los agentes presionan para “pasen las maletas más rápido de lo normal”.

El comité denuncia que una trabajadora ha sufrido un ataque de ansiedad tras una discusión con un agente de la Guarda Civil, que es quien tiene la competencia de la seguridad en la infraestructura

Fuentes del comité apuntan que hay detalles que no se pueden desvelar por cuestiones de seguridad de la infraestructura, pero afirman que la “presión” que ejercen los agentes del Instituto Armado “es insoportable” y que si sigue así, ello les llevará a coger la baja.
La empresa concesionaria del servicio, Transportes Blindados SA (Trablisa), esgrime que la seguridad aeroportuaria es competencia de la Guardia Civil según la ley de seguridad privada, cuyo artículo 8 asegura que “los prestadores de servicios de seguridad privada colaborarán, en todo momento y lugar, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, con sujeción a lo que éstas puedan disponer en relación con la ejecución material de sus actividades”.

Arranca una semana clave en la que se esperaban conversaciones entre empresa y trabajadoras y en la que la protesta podría tomar otro cariz

El cariz que ha tomado la cuestión podría ser diferente en los próximos días. La empresa tenía pretensión de abrir conversaciones con los representantes de los trabajadores esta semana, según desveló hace unos días, y ayer sábado el comité de huelga lanzó una serie de quejas en las que venía a decir que si no se perjudica a nadie no se les hace caso y lamentaba que había menos colas este fin de semana, con el paro convocado, que en otros días sin protesta. Era el compromiso que habían adquirido tanto empresa como trabajadores antes de que se iniciara una huelga hasta la fecha imperceptible, salvo por la presencia de medios de comunicación en la infraestructura. En un comunicado los representantes de los trabajadores pedían ayer la implicación de los políticos y exhibían como única solución una huelga de celo. Una opción que ahora mismo no se ha llevado a cabo.
Trablisa se muestra cauta y no ha lanzado más comentarios. Impera la prudencia a la espera de que haya nuevos acontecimientos en la empresa mallorquina que tiene la adjudicación de los filtros de seguridad desde junio del año pasado.

Fuentes del comité señalan que aún quedan tres fines de semana de agosto con afluencia de pasajeros, y que en uno de ellos hay puente. Entienden que el momento en que pueden acaparar las miradas que de relevancia a su protesta son estas fechas.
La huelga sigue siendo indefinida y sin incidencias por los servicios mínimos del 90% –los mismos que se fijaron en 2017– que decretó la Delegación del Gobierno. Todas las partes entienden que habrá movimientos en los próximos días, mas falta ver exactamente en qué sentido se concentran las fuerzas.

¿Se abusa de las huelgas en el aeropuerto de Barna?

No

La encuesta está cerrada

Votar
Total votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *