Desde los servicios técnicos de Asaja advierten de que aún es prontísimo para hacer estimaciones específicas de daños hasta poder entrar en las parcelas, mas un temor común recorre a muchos labradores en Valencia, Castellón, Andalucía y zonas del centro peninsular como Cuenca o bien Urbe Real: las heladas de los próximos días. «La pues-Filomena será prácticamente peor que Filomena», apuntan desde la organización agraria mayoritaria. Por su lado, desde Agroseguro coinciden en la preocupación por las heladas y en el temor a que haya estropicios en los cultivos provocados por estas. No vacilan en charlar de que va a haber «daños graves» por la combinación perfecta entre las nevadas y el caiga de los termómetros siguiente. En lo que se refiere a los cultivos preocupan del mismo modo los cítricos (naranjas, mandarinas…) y ciertas hortalizas.

Así las cosas, las fuentes consultadas apuntan a que las zonas donde se va a notar más la acción de «Filomena» son Castilla-La Mancha y el litoral mediterráneo, de este modo como las comunidades autónomas de Aragón, Cataluña, Navarra y La Rioja.

Muchas incógnitas rodean a cultivos como la v
id, los frutales o bien los almendros; la campaña de la fresa ya se ha ralentizado. Y hay mucho miedo entre ciertos productores como los olivareros a lo que hay bajo la alfombra blanca que aún cubre el campo: pérdida de peso de la aceituna y, sobre todo, nieve congelada en los árboles que los dañen para múltiples campañas. Concretamente, queda por recoger entre el 35% y el 40% de la aceituna y apuntan cara la posibilidad de daños, singularmente en los árboles más jóvenes, en lugares como Cuenca, Toledo y Urbe Real. Asimismo han añadido a esta lista ciertas zonas más altas de Jaén.

Cítricos
Con respecto a los cítricos, el primordial dolor está en los inconvenientes de transporte, singularmente en Andalucía. A lo que hay que sumar, asimismo, el temor a las consecuencias que deje la nieve en los cítricos que quedan por recoger en provincias como Valencia y Castellón, devastadas por fuertes nevadas. Y gran preocupación hay, también, en la zona centro (Cuenca, Albacete, Toledo, la capital española…) con cultivos como los cereales o bien las leguminosas, donde Asaja estima que puede haber «daños importantes».

Hortalizas
Otro foco de inseguridad se halla en las hortalizas, singularmente en la Vega del Tajo (Comunidad de la capital española), donde ya se registran inconvenientes en los invernaderos por la acumulación de nieve. Asimismo hay otro foco puesto en Murcia y Almería, que ya antes de Filomena ya sufrieron fuertes heladas a inicios de año. Esta vez los primordiales daños estarían localizados en la alcachofa, las habas o bien el calabacín. Además de una ralentización en cultivos como la lechuga o bien la coliflor. En Almería asimismo ha impactado sobre la producción hortícola, si bien las heladas de primeros de año ya habían perjudicado a unas 250 hectáreas, eminentemente de tomate y calabacín tanto en invernadero como al aire libre. Sobre el ajo, aún cabe aguardar a que se retire la nieve para poder ver los daños.

Ganadería
Con respecto a la ganadería, desde los servicios técnicos de Asaja resaltan que el inconveniente puede generarse en la ganadería extensiva por la acumulación de nieve que impide el suministro de piensos o bien otros insumos en zonas como la Serranía de Cuenca o bien las zonas altas de Albacete. Una problemática que puede extenderse en las próximas jornadas a la ganadería intensiva (porcino, gallinas, pollos…). De igual modo, se están declarando casos de naves muy perjudicadas por la acumulación de nieve. Apenas se están generando casos, en las zonas de más alta altitud, de inconvenientes en la retirada de leche, han apuntado desde esta organización agraria.

En este sentido, desde Agroseguro tratan de aliviar al campo de España al explicar que todos estos acontecimientos están cubiertos por las empresas aseguradoras, caso de que los perjudicados cuenten con esas coberturas. Algo frecuente en agricultura y ganadería dada la recurrencia de heladas estos años, por servirnos de un ejemplo.

«Los siniestros provocados por nevada y viento están recogidos en todas y cada una de las líneas de seguro agrario y, en el caso de las heladas –una opción asegurable para los agricultores–, se pueden cubrir los daños que padezcan tanto las cosechas como los árboles. Además de esto, el seguro asimismo ofrece la posibilidad de asegurar y resguardar las instalaciones frente a los daños que pueden provocar las fuertes tormentas. De manera adicional, los daños sufridos por el ganado como consecuencia de las bajas temperaturas (hipotermia) o bien por derrumbe de las instalaciones asimismo se hallan incluidos en las coberturas del seguro agrario», explican en Agroseguro. Lo peor puede estar por venir aún para el campo de España.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *