Sobre la superficie de Marte hay miles y miles de accidentes geográficos que se semejan a la lava que fluye de los volcanes. Hasta el momento, su existencia ha sido un misterio, mas un equipo europeo dirigido por el Instituto de Geofísica de la Academia Checa de Ciencias cree saber de qué se trata realmente. Lo que parecían volcanes regulares pueden ser realmente «volcanes» de lodo. En suma, no es solamente que barro.

La mayor parte de esos enigmáticos flujos están ubicados en canales masivos arrastrados a la superficie por viejos líquidos que fluyen aguas abajo. Estos canales son exageradamente largos, se extienden muchos cientos y cientos de quilómetros de longitud y por norma general más de decenas y decenas de quilómetros de ancho. Se piensa que son el resultado de inundaciones masivas que implicaron enormes cuerpos de agua equiparables a las inundaciones más grandes que se hayan producido en la Tierra. Cuando el agua se filtra en el subsuelo, puede surgir de nuevo como lodo.

Los estudiosos simularon el movimiento del lodo en la superficie de Marte, cuyos resultados se publican en «Nature Geoscience». Utilizando la Cámara de Marte en la Open University, los científicos recrearon la temperatura de la superficie y la presión atmosférica en Marte como una parte de una simulación de condiciones tanto en la Tierra como en el Planeta colorado.

«Realizamos ensayos en una cámara de vacío para simular la liberación del lodo en Marte. Esto es interesante por el hecho de que vemos muchas peculiaridades del flujo en Marte en imágenes de naves espaciales, mas todavía no han sido visitados por ninguno de los automóviles itinerantes en la superficie y existe cierta vaguedad sobre si son flujos de lava o bien lodo», explica Lionel Wilson, emérito de Ciencias de la Tierra y Planetarias de la Universidad de Lancaster.

Los científicos efectuaron ensayos a baja presión y a temperaturas exageradamente frías (-20 ° C) para recrear el entorno marciano. Descubrieron que el lodo que fluye de forma libre en condiciones marcianas se comporta de forma diferente que en la Tierra, debido a la congelación veloz y la capacitación de una corteza helada. Esto es debido a que el agua no es estable y empieza a hervir y evaporarse. La evaporación suprime el calor latente del lodo, lo que ocasionalmente hace que se congele.

Semejante a Hawái
En condiciones marcianas, los flujos experimentales de lodo formaron formas afines a la lava «pahoehoe» que se genera frecuentemente en Hawái o bien Islandia en la Tierra, que se enfría para formar superficies onduladas planas. En el experimento, esto sucedió cuando el lodo líquido se vertió por roturas en la corteza congelada y después se volvió a congelar.

No obstante, bajo la presión atmosférica terrestre, los flujos experimentales de lodo no formaron formas de lava, no se expandieron y no tenían corteza helada, aun en condiciones friísimas.

Este «vulcanismo sedimentario» asimismo se ha propuesto para el planeta enano Ceres, que se halla en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter y puede tener un océano de agua lodosa bajo una corteza helada.

«Sugerimos que el vulcanismo de lodo puede explicar la capacitación de ciertas morfologías de flujo afines a la lava en Marte, y que procesos afines pueden aplicarse a erupciones de lodo en cuerpos helados en el exterior Sistema Solar, como en Ceres», asevera Petr Bro, autor primordial del estudio.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *