Pocos directivos del vehículo conocen tan a fondo el ámbito y tienen claras las soluciones a arrancar para solucionar sus primordiales inconvenientes, tanto desde el punto de vista comercial o bien industrial como de otros aspectos, como la adaptación a las nuevas indicaciones de la UE o bien la renovación del obsoleto parque automovilístico nacional, con más de 12 años de antigüedad como media. Pérez Botello expone soluciones lógicas frente a los primordiales desafíos que plantea en la actualidad esta industria, tan esencial para la economía de España.– Uno de los desafíos más esenciales es el de las emisiones de gases a la atmosfera.– Sí, y es alarmante que el índice de emisiones de 2019 ha sido peor que el de 2018 y este, que el de 2017 pues ha aumentado la «gasolinización» del parque. Eso quiere decir que algo hacemos mal. El vehículo precisa más ciencia y menos ideología. La demonización que se ha hecho de los motores diésel es absolutamente infundada. Por servirnos de un ejemplo, en la villa de Madrid hay unos 400.000 vehículos con más de 20 años que provocan el 80% de las emisiones. Si fuesen modernos diésel, reducirían las emisiones en un 64%. Por esta razón, creo que hay otros ejes de actuación más eficientes si deseamos avanzar cara una movilidad sustentable.– ¿El rejuvenecimiento del parque por poner un ejemplo?– Esa es una actuación esencial. Es preciso ir renovando el parque de vehículos viejos para amoldarlo a las reglas Euro6. Todos estamos conformes en que alguien no tiene un vehículo viejo por gusto, sino más bien por carencia de recursos para mudarlo por otro más moderno. Por esta razón, habría que arrancar un plan de ayudas en el que los fabricantes cooperaríamos a nivel económico, como lo hemos hecho en los planes que ha habido ya antes. Estas ayudas habrían de ser no solo para los que adquieran vehículos eléctricos, sino más bien para quienes adquieran vehículos con motores de combustión más modernos que cumplan con las últimas reglas de emisiones, pues los automóviles eléctricos son todavía carísimos y tienen inconvenientes de infraestructura de recarga.– ¿De qué forma se puede solventar este inconveniente de la carencia de puntos de recarga? – Una iniciativa positivísima en este sentido sería declarar útil pública los puntos de recarga de alta potencia que deben instalarse en autopistas y autovías. Una medida, gratis para la Administración, que dejaría agilizar el despliegue de la infraestructura de carga al reducirse desde los 8 o bien diez actuales a solo uno los trámites administrativos para arrancar estas instalaciones. Esta burocracia frena a unas mil solicitudes de instalaciones. Con esta medida, ideal desde determinado punto de vista jurídico, se aseguraría el despliegue de una infraestructura de carga en los primordiales recorridos de interés general, dejando cumplir los objetivos compartidos por la Administración y todos y cada uno de los agentes implicados en el desarrollo de los automóviles eléctricos.– ¿No es todavía escasísimo el parque de vehículos eléctricos?– Sí, mas podría medrar exponencialmente si se adopta una medida que se ha puesto en marcha en otros países y que es la de eliminar el Impuesto sobre el Valor Añadido para estos automóviles. En Noruega, por poner un ejemplo, se ha probado que la medida ha funcionado, en tanto que tienen un 40% del parque en automóviles eléctricos. La consecuencia de ello es que aumentaría el volumen de ventas de eléctricos y, al haber más producción, se abaratarían los costos de fabricación. En el conjunto VW medraremos en el mercado de eléctricos muy de manera rápida, en tanto que en el año 2030 estos automóviles representarán entre el 20 y el 30% de nuestras ventas y en 2050 la totalidad de nuestros vehículos van a ser eléctricos.– ¿De qué forma se ha comportado el mercado a lo largo de el año pasado?– A nivel del mundo fue un año récord para el conjunto Volkswagen, líder mundial con prácticamente once millones de vehículos vendidos y, de ellos, 140.000 eléctricos, lo que supone una subida en esta motorización del 80%. Con lo que se refiere a España, en un contexto de caída del mercado y de debilidad de la demanda en el canal de particulares, las marcas del conjunto VW sumaron prácticamente 195.000 matriculaciones, lo que representa el tercer mayor registro en la historia de la compañía, y VW fue la tercera marca más pedida, con 94.329 matriculaciones. Mas ha habido un cambio de tendencia en el mercado de España tras 5 años sucesivos de desarrollo, que no se justifica con razones macroeconómicas, sino más bien por la inseguridad de los usuarios.– ¿Cuáles son las perspectivas para este ejercicio?– Depende mucho de las ideas que tome este Gobierno. Si no cambia nada creo que vamos a tener una caída entre el tres% y el cuatro%, que va a ser más acusada en el primer semestre. Y no sería bueno pues precisamos un mercado interior fuerte al lado de un mercado de trabajo flexible, que sepa amoldarse a los flujos de la demanda. Eso es esencial a fin de que las grandes multinacionales prosigan invirtiendo en nuestras factorías, que exportan más del 80% de lo que generan. Hay que tomar en consideración que los costos en España ya no son competitivos en frente de otros países europeos como Polonia o bien Chequia.

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *