La primera creación de Ferdinand Berthoud, la manufactura que lidera Karl-Friedrich Scheufele, copresidente de la firma de relojería y joyería Chopard, fue el Chronomètre FB1, que se levantó en 2016 con el Premio Aiguille D’Or del Gran Premio de Relojería de Ginebra (algo como los Oscars de la relojería). Como peculiaridades primordiales de este reloj había que resaltar la caja de lados recortados que se inspira en los relojes cronómetros marinos y el movimiento, que se halla en un contenedor impermeable con una arquitectura de pilares que sostienen los puentes a la platina. 4 años después de aquello, Ferdinand Berthoud lanza 2 versiones de su ovacionado Chronomètre FB1 y las integra en una compilación que lleva por nombre Oeuvre d’Or (obra de oro).

Ferdinand Berthoud FB doce-1 (Getty)

Las aportaciones que hacen los 2 nuevos modelos, que reproducen en las cajas exactamente los mismos materiales que los fabricados en 2015, esto es, oro blanco con asas de titanio y oro rojo con asas de porcelana negra, pasan por la decoración nueva que afecta a la esfera y a sus grabados y a los semipuentes del movimiento, que se han efectuado en oro de 18 quilates. La versión en oro gris es también la primera creación engarzada de Ferdinand Berthoud. Cada una de estas 2 nuevas versiones se ha inspirado en el reloj de bolsillo astronómico N.º tres que fabricó Ferdinand Berthoud en 1806 y que hoy en día se halla en el museo L.U.C.E.U.M en Fleurier (Suiza) y solo se han fabricado en una edición limitada a 5 piezas cada uno de ellos de los modelos.

Movimiento del Ferdinand Berthoud FB 1.2-1 Movimiento del Ferdinand Berthoud FB doce-1 (Getty)

El Chronomètre FB once-dos tiene caja de oro gris y una esfera de oro amarillo que ha sido grabada a mano con una técnica que tiene por nombre pátina y que se hace primero con un punzón y después con un instrumento que tiene por nombre graneador, que logra que la luz se refleje con una infinitud de matices tornasolados, que nos recuerdan la pátina natural de la esfera del reloj de bolsillo astronómico N°3 que ha inspirado al Chronomètre FB 1. El segundo modelo de esta compilación, el FB doce-1, reproduce exactamente los mismos acabados mas esta vez en una caja de oro rojo con una esfera del mismo material. Mas no solamente la esfera se lleva las nuevas cotas orfebres : el lado siguiente de la caja ostenta por primera vez una decoración con ocasión de pirámide en un trabajo que se ha hecho a mano alzada y que requiere una precisión y una regularidad impecables y que se inspira en la base de un péndulo de Ferdinand Berthoud que se conserva en el L.U.C.E.U.M en Fleurier.

Ferdinand Berthoud FB 1.1-2 Ferdinand Berthoud FB once-dos (Getty)

Otras de las novedades a resaltar es que en el modelo en oro gris, ciertas superficies del reloj incorporan unos diamantes talla baguette, 4 particularmente, a los dos lados de la corona y a los lados del grabado del número de edición limitada ubicado en frente de las nueve horas. La corona asimismo está engarzada con diamantes, por primera vez en la manufactura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *