La organización civil de carácter mundial Avaaz ha denunciado este jueves que el algoritmo de YouTube fomenta la desinformación respecto a la crisis climática, singularmente en el momento de aconsejar el vídeo «siguiente» al usuario.

Mediante un informe, Avaaz examinó los vídeos que YouTube aconseja a sus usuarios cuando procuran los términos «calentamiento global», «cambio climático» o bien «manipulación climática» en la plataforma, y se centró particularmente en los vídeos que YouTube más tarde sugiere a sus usuarios tanto en la barra de sugerencias de la aplicación móvil como en la página web.

Los algoritmos de recomendaciones de YouTube son responsables de alrededor del 70 % del tiempo total que los usuarios pasan en la plataforma y se «retroalimentan» de las preferencias del espectador, con lo que si una persona está interesada en contenido negacionista sobre el cambio climático, la tendencia de la plataforma es dirigirle a más contenido de este género.

Esta forma de YouTube redirigir el tráfico ya ha sido denunciada anteriormente por perfiles relevantes de la opinión pública o bien aun exactamente los mismos «youtubers», sobre todo respecto a la proliferación de los «hechos alternativos», la desinformación y el apogeo de la extrema derecha en U.S.A. y Europa. Conforme el informe de Avaaz respecto a la crisis climática, el 16 % de los primeros 100 vídeos relacionados para el término de busca «calentamiento global» contenía desinformación, con una media de más de un millón de reproducciones por vídeo entre los primeros diez.

Para los vídeos relacionados recomendados a los usuarios que procuraron «cambio climático», este número equivale al ocho % y se eleva a un 21 % para el término de busca «manipulación climática». La organizadora de campañas de Avaaz, Julie Deruy, denunció que YouTube es el canal de difusión audiovisual más grande del planeta y «está fomentando contenido desinformativo sobre cambio climático entre millones de personas mientras que nuestro planeta está en llamas».

«No debe presentar, sugerir, fomentar, promocionar o bien dirigir a sus usuarios cara contenido desinformativo»

«No es cuestión de libertad de expresión, se trata de la publicidad sin costo que YouTube le da a vídeos que poseen datos errados con el peligro que acarrea confundir a la gente sobre una de las mayores crisis de nuestra era», opinó. Para Deruy, la conclusión es que YouTube «no debe presentar, sugerir, fomentar, promocionar o bien dirigir a sus usuarios cara contenido desinformativo».

Además, Avaaz ha puesto el foco en la publicidad que antecede a los vídeos con desinformación y ha asegurado que había anuncios de más de 100 empresas circulando al lado de los vídeos de desinformación sobre cambio climático descubiertos. Marcas como Samsung, L’Oréal, Decathlon, Carrefour, WWF, Greenpeace Spain, Nikin y Ecosia confirmaron a Avaaz que no estaban al tanto de que sus anuncios figuran al lado de dichos vídeos y han demandado a YouTube que tome «medidas inmediatas».

Además, la organización ha hecho una serie de recomendaciones a YouTube a fin de que «desintoxique» sus algoritmos de recomendación y «ponga fin a la promoción gratis de contenido desinformativo». Así, les ha llamado a excluir estos vídeos de su algoritmo de recomendaciones, «empezando inmediatamente por los vídeos de desinformación sobre cambio climático». Asimismo han pedido desmonetizar la desinformación y que YouTube trabaje con verificadores independientes para informar a los usuarios de que han visto o bien interactuado con información probadamente falsa o bien ilusoria, como publicar correcciones al lado de esos vídeos.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *