Las grandes fortunas españolas llevan meses preparando soluciones para eludir que sus inversiones –preferentemente por medio de sociedades de inversión, conocidas popularmente como sicavs– no se vean acosadas por el nuevo Gobierno, que las ha puesto en su punto de atención. La medida más radical que se estarían proponiendo ciertos de estos inversores sería la de trasladar estas sicavs fuera de nuestras fronteras, una resolución por otra parte legal. De esta manera lo reconoció el día de ayer la consejera encargada de Bankinter, María Dolores Dancausa, a lo largo de la presentación de las cuentas anuales de la entidad. No tuvo reparos en reconocer que la entidad ha aconsejado a estas sociedades establecerse en Luxemburgo –con mejores condiciones fiscales– para eludir que la «incertidumbre» y la «inquietud» que provocan las medidas extremistas que pueda tomar el nuevo Ejecutivo afecten finacieramente a la rentabilidad de estas sociedades.A cierre de 2019, España contaba con dos.569 sicavs, con un patrimonio de más de 30.000 millones de euros. Una cantidad que no es trivial para el Gobierno de alianza, que pretende acentuar el control fiscal sobre ellas, dando a la Hacienda mayores competencias para estudiarlas, ampliando las demandas sobre el tipo impositivo reducido del que gozan, estableciendo un encuentre de capital a cargo de un mismo inversor y teniendo un control más elevado de sus inversiones. «Aún no sabemos cuál es el rumbo que va a tomar este país, mas lo antes posible se vea claro que el Gobierno apuesta en firme por un modelo occidental, ya antes se despejará cualquier incertidumbre», afirmó Dancausa.Jacobo Díaz, directivo financiero del banco, repitió las palabras de la CEO de banco y confirmó que, por el momento, «ninguna» de las sicavs que aconsejan «ha considerado la posibilidad de trasladarse», si bien todas y cada una han sido «debidamente informadas» sobre las posibilidades que tienen, que pasan por buscar una fusión con otros fondos o bien migrar a Luxemburgo, donde Bankinter cuenta con ficha financiera para sostener la cartera.Los líderes bancarios han hecho propias las declaraciones que esta semana hizo Sebastián Albella, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que criticó claramente las pretensiones del nuevo Gobierno de poner coto a las sicavs. Su reflexión se centraba en que solamente se conseguiría sería una deslocalización extendida fuera de España, con lo que reduciría la inversión en activos españoles y tendría un costo laboral sobre el uso de la banca privada. «Sólo hemos ofrecido a nuestros clientes del servicio diferentes opciones alternativas para sus inversiones y hacerles saber que con nosotros pueden estar tranquilos», puntualizó la CEO de Bankinter.En lo que se refiere a los resultados pertinentes a 2019, la entidad consiguió un beneficio neto récord de 551 millones de euros, una mejora del cuatro con seis% en comparación con año precedente. En lo relativo al beneficio neto de Línea Directa, este se redujo un ocho% por la alta siniestralidad ocasionada por la gota fría. Todavía de esta manera sumó prácticamente el 20% del beneficio global del conjunto, con 107 millones de euros. la entidad prepara ya su salida a bolsa, «algo que siempre y en toda circunstancia estuvo sobre la mesa».

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *