Para esta «marca batalladora», en palabras del directivo general de Centros Ideal Alberto López, los últimos 5 años han sido frenéticos: la enseña, que toma de la experiencia de más de 20 años en medicina estética del tándem formado por Cristina Álvarez y Antonio Hermida (Centros Cristina Álvarez), cerró 2019 con 111 establecimientos abiertos por toda España –81 de ellos en régimen de franquicia, con unos ingresos de hasta 150.000 euros por centro– y este año tiene prevista la apertura de 50 más, para superar los 160 establecimientos al final de 2020. Todo ello, en localizaciones poco a poco más competitivas como Parque Sur o bien La Vaguada en la villa de Madrid, como en otras capitales como Barna y Sevilla. Lo que les llevó a elevar su facturación el año pasado hasta unos 50 millones de euros, con la previsión de cerrar el 2020 con unos ingresos de entre 70 y 80 millones.

«Somos más veloces y rentables merced a nuestro láser: efectuamos muchas operaciones con la máxima calidad», comenta López sobre el producto más apreciado de la enseña: la depilación por láser tanto femenina como masculina (aparte ofrece tratamientos de mesoterapia vitaminada o bien carboxiterapia anatómico, entre otros muchos). Unos servicios que pueden llegar a valer, en el caso de un cuerpo completo a lo largo de un par de años, hasta 75 euros mensuales, si bien hay diferentes promociones. A este respecto, su directivo general apunta que el 80% de sus clientes del servicio recurren a financiación externa para efectuar su tratamiento. Hasta la actualidad, Centros Ideal lleva invertidos 6 millones de euros en aparatología y ya tiene 120 láseres, que cede en régimen de renting a sus franquicias repartidas por todo el territorio nacional, Turín (Italia) y Oporto (Portugal). Todo ello de la mano de Cristina Álvarez, máxima responsable del área de Innovación: «No se genera ninguna máquina sin su visto bueno», agrega el máximo ejecutivo de la compañía, quien pone en valor el bajo apalancamiento de la marca y la reinversión de todos las ventajas en la expansión de los centros. Aparte del carácter adaptativo de sus más de 1.500 trabajadores (el 90% mujeres), con una fuerza cada vez mayor de los franquiciados, que representan el 15% de su plantilla distribuidos en 81 locales. Una alternativa que precisa de una inversión de 150.000 euros, un canon de entrada de 30.000 euros y royalties mensuales de hasta el ocho%. «Competimos ya de igual a igual con otras marcas, aun ya somos los únicos en ciertas zonas», concluye Alberto López.

Italia y Carrefour
El futuro de Centros Ideal pasa, en palabras de sus responsables, por afianzar su situación en España y fortalecer su internacionalización, singularmente en Italia con la apertura de, por lo menos, 3 centros más en la Lombardía. Asimismo Francia está en el punto de atención de la cadena de clínicas de medicina estética: para entrar en el mercado francés, Centros Ideal cuenta con la joint-venture que sostiene con «Carmila» –la inmobiliaria de Carrefour– en España y que engloba 9 centros con uno con cinco millones de euros invertidos por el distribuidor galo. Aello podrían añadirse 2 establecimientos más próximamente.

En todo caso, la firma de España asimismo fija su mirada en América Latina mediante las «masterfranquicias» en países como Argentina o bien Venezuela.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *