Si la meteorología por último lo deja, la compañía SpaceX lanzará la misión «Demo 2» a las 21.22 de esta noche. Si todo va bien, 2 astronautas de la NASA, Doug Hurley y Bob Behnken, van a hacer un vuelo orbital desde suelo americano y a bordo de una nave americana, por vez primera desde 2011. Su misión es atracar en la Estación Espacial Internacional y probar el cohete Falcon nueve y la cápsula «Crew Dragon», de la compañía SpaceX. Puedes continuar el lanzamiento en riguroso directo en el vídeo, sobre estas líneas.

Misión suspendida
Este pasado miércoles, apenas faltaban 17 minutos para el despegue y el cohete Falcon nueve ya estaba listo para rugir en la Plataforma de Lanzamiento 39, en el Centro Espacial Kennedy, Florida, testigo de los esenciales lanzamientos del programa Apolo. Mas la recién llegada tormenta tropical Berta complicó las cosas y por último la compañía SpaceX suspendió el despegue.

«Había demasiada electricidad en la atmósfera», afirmó este viernes Jim Bridenstine, administrador de la NASA, tal y como ha recogido «Space.com». «El riesgo no es que hubiese una tormenta o bien algo de esta forma, sino el propio lanzamiento pudiese activar rayos. En verdad, el propio cohete se podría haber transformado en un pararrayos».

El deseo de no transformar un cohete de 70 metros de alto, lleno de oxígeno líquido y keroseno para cohetes, en un improvisado pararrayos por último dio al garete con la aguardada misión, retransmitida por la NASA en un programa de 4 horas y que contó con la visita del presidente de E.U., Donald Trump, que hizo una aparición estelar a bordo del «Air Force One».

La NASA y SpaceX volverán a procurar el lanzamiento este sábado a las 21.22 horas, mas es de manera perfecta posible que la misión se vuelva a suspender en las próximas horas. El último parte meteorológico estima que hay un 50% de posibilidades de que las condiciones sean convenientes para un lanzamiento y un 40% de que lo sean mañana, en la ventana de lanzamiento prevista para este domingo a las 21.00. En los dos casos, la lluvia y las nubes son los primordiales riesgos. De ahí que, no va a ser hasta este sábado por la tarde cuando se va a decidir si por último se va a tratar de lanzar el cohete, como el propio Jim Bridestine explicó en Twitter.

Si el tiempo no colabora este fin de semana, SpaceX va a llevar el lanzamiento a cualquier día de la próxima semana, si bien la data está por delimitar.

La relevancia de la misión «Demo 2»
El lanzamiento está llamado a ser el que va a poner fin a la dependencia de la NASA de las naves rusas Soyuz, y el primer despegue de astronautas en un vuelo orbital efectuado por una compañía privada, SpaceX, de la que dependen tanto el cohete como la cápsula. Además de esto, este lanzamiento va a ser el primero efectuado desde suelo estadounidense por vez primera desde el momento en que los costosos y poco fiables transbordadores espaciales se retiraran del servicio en el mes de julio de 2011.

Además de eso, este va a ser el primer vuelo de prueba con tripulación de
la cápsula «Crew Dragon», un futurista aparato con forma de bala desarrollado para mandar a hasta 7 tripulantes al espacio. Por lo tanto, para la NASA va a ser la consolidación de un sistema de lanzamiento privado, del que la agencia espacial es cliente del servicio.

Este sistema de lanzamiento privado va a ser uno de los pilares de sus operaciones en la Estación Espacial Internacional o bien en futuras misiones a la Luna, sin olvidar una rentable y futura actividad de compañías comerciales en el espacio, con turistas y estaciones espaciales privadas.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *