Las iniciales GTI, creadas por Volkswagen con el primer Golf, tienen vida propia en el cosmos del vehículo. Pocas marcas han tenido tanto acierto en el momento de crear una categoría propia de ­automóvil: el sólido deportivo. Claro que entonces otros muchos fabricantes se apuntaron al invento, mas la idea original, como tantas otras, fue de Volkswagen. Mas este nuevo GTI no es un GTI corriente. Ni muchísimo menos. Basado en un prototipo del 2018 que llevaba exactamente el mismo nombre, el GTI TCR apenas difiere del turismo término de entonces. Acompañado de unas segundas iniciales TCR, que hacen referencia al torneo de turismos TCR International Series, es la expresión máxima deportiva de la familia GTI. Esta versión de calle de un turismo de competición, edición limitada a 290 unidades, como la cantidad de potencia, consigue los 100 km/h en tan solo cinco con seis segundos, al tiempo que la velocidad punta es de 250 km/h y puede subir a 260 km/h opcionalmente.

Estos geniales registros los consigue merced al conocido y fiable motor dos.0 TSI potenciado ahora hasta los 290 CV. Cabe rememorar que el presente Golf GTI ya llega a los 245 CV. Mecánicamente tiene una configuración calcada al GTI. O sea, motor y tracción delanteros y cambio DSG de doble embrague de 7 velocidades. Las diferencias están en el diferencial delantero autoblocante, para aguantar un exigente empleo deportivo, que marcha merced a un embrague multidisco. Evidentemente, los frenos asimismo han sido mejorados con unos discos delanteros horadados. Y los neumáticos, pieza esencial para trasmitir toda la potencia al asfalto, pueden ser unos eficientes Michelin Pilot Sport Cup dos cuando se opta por la llanta de 19 pulgadas.

Este exclusivo Golf GTI TCR, cuyas primeras unidades van a llegar a sus dueños en el primer mes del verano, se distingue estéticamente por sus llantas forjadas Belvedere de 18 pulgadas, carcasas de los retrovisores con acabado negro satinado, prolongaciones de los umbrales de las puertas, splitter delantero, alerón de techo TCR y un atractivo difusor en la parte posterior. Además de esto, el logotipo TCR se proyecta sobre la calzada cuando se abren las puertas delanteras.
Por otra parte, su carrocería cuenta con un nuevo color en la gama Golf, exclusivo para este acabado: el gris puro. También, puede personalizarse con diferentes opciones, como una lámina ornamental en forma de panal de abeja en los paneles laterales, carcasas de los retrovisores de carbono, techo con sistema de sonido Dynaudio, función Keyless-Access en las 5 puertas, como múltiples llantas de aleación de 19 pulgadas. Las llantas se ofrecen como bulto, que incluye, entre otras muchas cosas, la mejora de la velocidad punta hasta los 260 km/h. Asimismo incluye en su equipamiento múltiples modos de conducción, asientos deportivos nuevamente diseño, cinturones con bordes colorados y volante deportivo exclusivo con una marca roja a las 12 en punto. En definitiva, un genuino deportivo sólido listo para continuar haciendo medrar la historia legendaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *