Dónde y cuándo son obligatorios los neumáticos de invierno


Llega el horario de invierno, y con él anochece más tarde y se produce un descenso de las temperaturas, acorde a la estación del año en la que estamos. Unos factores que han de tenerse en cuenta a la hora de conducir, especialmente
si vamos a transitar por zonas donde el hielo o la nieve en la carretera pueden provocar situaciones peligrosas.

El número de países europeos con normativa propia sobre conducción invernal y uso neumáticos específicos (distinguidos con marcaje para operar a baja temperatura y con pisos deslizantes) no deja de crecer. Por este motivo, conocer la normativa antes de cruzar las fronteras es fundamental para viajar con seguridad y evitando sanciones de tráfico.

Desde
Pirelli
recomiendan que antes de cruzar la frontera es importante ponerse en contacto con las autoridades de cada estado para conocer la reglamentación local específica. Esta es la normativa general de cada país europeo en lo que respecta a la conducción en invierno:

Alemania: en condiciones invernales (sin especificar fechas), es obligatorio montar neumáticos con pictograma invernal en el flanco (3PMSF o montaña de tres picos con copo de nieve) o llevar cadenas a bordo. Hasta el 30 de septiembre de 2024 se permite, también, utilizar neumáticos con indicativo M+S fabricados, como máximo, hasta 2017.

Austria: del 1 de noviembre al 15 de abril es obligatorio utilizar cubiertas de invierno con marcaje M+S y una profundidad de la banda de rodadura de, al menos, 4 mm. En caso de nieve o hielo pueden utilizarse cadenas que cumplan con la normativa ÖNORM V 5117/5119 en las ruedas motrices.

Bélgica: no existe obligación de utilizar neumáticos de invierno.

Bulgaria: entre el 15 de noviembre y el 1 de marzo se deben utilizar neumáticos de invierno con marcaje M+S y pictograma invernal (3PMSF) o, alternativamente, unos de verano con al menos 4 mm de profundidad de banda de rodadura.

Croacia: del 15 de noviembre al 15 de abril es obligatorio equipar cubiertas de invierno con marcaje M+S y una banda de rodadura de, por lo menos, 4 mm –o bien contar con cadenas para nieve.

Eslovaquia: del 15 de noviembre al 31 de marzo la ley obliga a utilizar neumáticos de invierno con marcaje M+S y 3 mm de profundidad de banda de rodadura.

Eslovenia: del 15 de noviembre al 15 de marzo, o siempre que haya nieve sobre la carretera, los neumáticos M+S o 3PMSF son obligatorios. Las cadenas se admiten como alternativa en caso de nieve.

España: deben utilizarse neumáticos con marcaje M+S o cadenas en carretera si lo solicitan las autoridades. En caso de las cadenas, se permite su uso con una velocidad máxima de 50 km/h.

Estonia: del 1 de diciembre al 1 de marzo se deben montar neumáticos de invierno con indicativo M+S y una profundidad de la banda de rodadura de 3 mm o, alternativamente, cadenas en caso de carreteras cubiertas de nieve.

Finlandia: del 1 de noviembre al 31 de marzo, es obligatorio en condiciones invernales montar neumáticos winter con marcaje M+S y una banda de rodadura de 3 mm.

Francia: en 42 departamentos alpinos es imprescindible equipar neumáticos con marcajes M+S o 3PMSF (o, alternativamente, llevar cadenas en el maletero) entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo.

Italia: del 15 de noviembre al 15 de abril es obligatorio utilizar neumáticos con marcaje M+S en algunas carreteras (también se pueden equipar cadenas como alternativa).

Lituania: del 10 de noviembre al 1 de abril, se requiere por ley el uso de cubiertas M+S y con al menos 3 mm de profundidad de banda de rodadura (o cadenas en caso de nieve).

Luxemburgo: los neumáticos de invierno M+S o las cadenas a bordo son obligatorias en caso de nieve o hielo.

Países Bajos: el uso de neumáticos de invierno no es obligatorio y está prohibido utilizar cadenas.

Portugal: los neumáticos de invierno no son obligatorios.

Reino Unido: el uso de cubiertas invernales no es obligatorio y, exclusivamente en caso de nieve o hielo, se pueden montar cadenas o neumáticos con clavos siempre que no dañen la superficie de la calzada.

República Checa: del 1 de noviembre al 31 de marzo, en caso de nieve es obligatorio utilizar neumáticos invernales con marcaje M+S y una profundidad de banda de rodadura de 4 mm.

Rumanía: si se registran condiciones invernales, nieve o hielo se deben montar gomas con marcaje M+S. Si la carretera está cubierta de nieve o hielo se permite el uso de cadenas.

Serbia: del 1 de noviembre al 1 de abril la ley obliga a utilizar fuera de zonas urbanas neumáticos de invierno M+S con al menos 4 mm de banda de rodadura. Se permite llevar cadenas como alternativa.

Suecia: es obligatorio montar neumáticos con pictograma invernal (3PMSF) entre el 1 de diciembre y el 31 de marzo. Se admiten los neumáticos de invierno con marcaje exclusivo M+S exclusivamente hasta el 30 de noviembre de 2024.

Suiza: se recomienda el montaje de neumáticos de invierno entre los meses de octubre y abril. Las cadenas pueden utilizarse exclusivamente en caso de nieve o hielo.

El dibujo del neumático de invierno está pensado para lograr un elevado nivel de drenaje para prevenir del riesgo de aquaplaning. Esta circunstancia puede ocurrir en superficies muy mojadas o en presencia de charcos. Sucede cuando los vehículos «flotan» como consecuencia de la incapacidad de la goma de expulsar el agua.

Cuando las temperaturas caen por debajo de 7ºC, el neumático de invierno reduce la distancia de frenada un 10% en suelo mojado, porcentaje que crece hasta el 20% en superficies nevadas, en comparación con las cubiertas de verano.

Tras montarse al inicio de la estación fría, los neumáticos de invierno permiten conducir en carreteras secas, mojadas o nevadas manteniendo el máximo control del vehículo gracias a su innovadora tecnología. De acuerdo con la ley, deben ofrecer el mismo control en condiciones invernales que las cadenas. Sin embargo, estas últimas ocupan un gran espacio en el vehículo y tienen una velocidad máxima de 50 km/h, por no hablar de su elevado nivel de ruido y la drástica reducción del confort de conducción que de ello se deriva.

A velocidades equivalentes, el neumático de invierno ofrece unas mayores prestaciones en cualquier condición por debajo de 7ºC. Su mayor grip se asocia también a unas mejoradas tracción, estabilidad y frenada.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *