La distribución de automóviles como la conocemos ha terminado su ciclo. Puede parecer duro, mas sería ingenuo meditar que la transformación que han vivido otros ámbitos al calor de la digitalización, la conectividad y la inteligencia artificial la podemos sortear . Ahí tenemos Amazon, Netflix o bien Spotify.

Mi obligación al frente de Ganvam es suministrar al campo las palancas para el cambio y eludir que se destroce fuerza laboral. Dicho de otro modo: que no nos pase como quien tenía un videoclub y no supo amoldarse por el hecho de que, aunque no nos agrada oirlo, la verdad es que la digitalización reduce los mediadores.

En este sentido, si bien haya quien se empeñe, no podemos decirle al fabricante de qué manera debe vender. Tampoco al cliente del servicio dónde comprar; mas sí podemos forjar la estrategia y aportar valor a fin de que ese comprador nos elija como distribuidores. La clave para proseguir vivos es evolucionar surfeando las tendencias y transformarnos en empresarios de la movilidad, con los servicios por subscripción como núcleo de negocio.

Las cantidades charlan por si acaso solas: en apenas diez años, el 67% de los automóviles vendidos se destinarán a servicios de movilidad por subscripción. Nuestro primordial activo ya no va a ser el hierro, ya no va a ser el turismo, sino más bien la buena administración del dato que produce ese turismo para poder suministrar servicios ad hoc. Lo esencial no va a ser el modelo de turismo sino más bien el servicio que me da. De esto va Ganvam NeXo.

Ganvam NeXo es un ecosistema 360 abierto y colaborativo desde el que el campo va a poder suministrar a los ciudadanos, empresas y también instituciones todos y cada uno de los servicios asociados a la movilidad, que será conectada y será digital y que, en un futuro próximo, nos va a ofrecer posibilidades que ahora ni imaginamos. Enmarcado en las manifestaciones de interés que tanto el Ministerio de Industria como el de Movilidad han citado para identificar proyectos tractores, cuenta con el apoyo de más de veinta corporaciones de diferentes sectores; siendo conscientes de que la conectividad, la administración del dato o bien los sistemas de recarga de automóviles eléctricos son las piedras angulares del futuro en un corto plazo.

Energéticas como Iberdrola, entidades de finanzas como Santander Consumer Finance, multinacionales como Dekra, operadores de movilidad compartida como BlaBlaCar o bien conjuntos internacionales de marketplaces digitales como Adevinta (Turismos.net) son solo ciertos asociados estratégicos de este ecosistema abierto para la movilidad inteligente, en el que no podía faltar la Dirección General de Tráfico.

Y es que este ecosistema favorecerá no solamente la adaptación profesional de las pequeñas y medianas empresas de la venta y reparación a una nueva realidad, sino contribuirá a un modelo urbano, donde, a juzgar por la tendencia, el parque reducirá su volumen a favor de una mayor tasa de utilización, lo que abaratará los servicios de movilidad compartida, descongestionando las vías de tráfico y favoreciendo, en suma, un ambiente más sustentable, seguro y conectado.

*Raúl Palacios es presidente de Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Automóviles a Motor, Reparación y Repuestos.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *