La celebración en la capital española de una cima internacional que reúne a representantes de prácticamente 200 países es, en sí, un fin apetecido para los yihadistas, necesitados de un «golpe de efecto» tras la muerte del «califa» Abu Bark Baghdadi y el golpe ética y operativo que ha supuesto.Según han informado a LA RAZÓN especialistas en la materia, si los terroristas no atacan va a ser pues no pueden, no por carencia de ganas, en tanto que la influencia de un atentado directo contra la Cima del Tiempo, o bien contra la capital española, donde tiene sitio el acontecimiento, supondría un enorme éxito para Daesh.Hasta el instante no se han detectado amenazas en los medios que maneja la banda yihadista, mas eso –añaden– no desea decir nada. Desde entonces no van a anunciar lo que pretenden hacer y, si se viesen imposibilitados, seguramente empezarían, como han hecho en otras ocasiones, una campaña en tales medios telemáticos con llamamientos a sus actores (lobos) solitarios en España a fin de que procuren algo.Tal y como adelantó este periódico en su página web, los nuevos cabecillas de Daesh han pedido a sus combatientes que cometan atentados en occidente, en tanto que tienen una mayor influencia mediática que los que puedan cometer en África, Asia, Irak o bien Siria, que prácticamente pasan desapercibidos para la opinión pública.«Una acción tuya en donde estás vale más que mil de las que hacemos aquí». Los nuevos responsables del Estado Islámico animan a los «leones en el extranjero» («lobos solitarios») a que pasen de manera inmediata a la acción. Y les sugieren: «Una bala fugaz, una puñalada profunda en los intestinos o bien la detonación de un explosivo en la calle».La celebración de la cima, que debería haberse desarrollado en Chile mas que va a celebrarse en la capital española por la inestabilidad existente en el país andino, supone, en todo caso, un reto para las Fuerzas de Seguridad que preparan contrarreloj el dispositivo. Sin embargo, ya existía una cierta planificación, la que se dispone para los sucesos del mes de diciembre (Día de la Constitución, Navidades, Nochevieja y, en el mes de enero, Procesión de Reyes), que en un caso así hay que adelantar, con el consecuente despliegue de agentes y de medios materiales.Al celebrarse las sesiones de la Cima en las instalaciones del Ifema, dispuestas para este género de acontecimientos, especialmente desde la perspectiva de la seguridad, se cuenta con la experiencia anterior de otros sucesos que va a haber que fortalecer.Los responsables policiales, aparte de la posibilidad de que alguien intente un atentado, rematan en estos días hasta el mínimo detalle. Han anunciado su asistencia representantes de 195 naciones y se cuenta con la presencia de jefes de Estado y de gobierno que en algún instante intervendrán en las sesiones de la cima. Sus desplazamientos por la capital de España; estancia en hoteles o bien embajadas; o bien asambleas que sostengan con otras autoridades, son un factor auxiliar a tomar en consideración en el momento de diseñar el dispositivo de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *