Agentes de la Policía Nacional de Burgos han detenido a un hombre tras ser denunciado por una mujer de 50 años a la que habría agredido sexualmente tras conocerla en un bar y llevarla más tarde hasta un descampado contra su voluntad, conforme notificaron fuentes de la Policía Nacional.
Fue la propia víctima la que a la primera hora de la mañana del día cinco de agosto efectuó una llamada al 091 refiriendo encontrarse desorientada en la calle, tras haber sufrido una agresión.

La víctima contactó a la policía

De manera rápida un indicativo policial se desplazó hasta el sitio indicado por la mujer, a la que halló nerviosísima, llorando y en un enorme estado de perturbación, aunque esta pudo contar de forma clara y congruente a los policías todo lo ocurrido, manifestando haber sido víctima de una agresión sexual por la parte de un hombre.

Conforme lo contado a los agentes, había acudido unas horas ya antes a un local de ocio del centro de la urbe en el que se había encontrado con unas amigas. Una de ellas le presentó al hombre, que después se transformaría en su atacante, con el que bailó y habló en algún instante de la noche.
Después, y cuando decidió irse a casa, se ofreció para aproximarla puesto que tenía el vehículo estacionado en las proximidades. En el recorrido cara su domicilio, el hombre tomó una dirección diferente a la indicada por la víctima y cuando le solicitó explicaciones, este progresivo conduciendo hasta detener el vehículo en un descampado.

En ese instante, intento huir mas su atacante cerró el vehículo con el seguro interior impidiendo que pudiese escapar, advirtiéndole que no la iba a dejar salir.
A continuación, el individuo, ejercitando fuerza física superior y violencia, consumó la agresión sexual, tras la que la víctima pudo salir del vehículo y pasear a lo largo de un tiempo indeterminado sin saber dónde se hallaba hasta dar con una calle que le sirvió como referencia para solicitar ayuda a la policía.

Fue trasladada al centro de salud

De forma inmediata, los agentes trasladaron a la mujer al Centro de salud Universitario de Burgos, donde fue atendida y examinada, siguiendo el protocolo establecido en esta clase de delitos.

Funcionarios de la UFAM, eficiente en la investigación, llevarona cabo los trámites y diligencias oportunas recabando los datos de interés que dejaran aclarar el hecho y llevar a la identificación del atacante.
Por último, días después, y tras numerosas gestiones, se identificó de forma plena a un varón cuyas iniciales corresponden a J.A.M, de 36 años y vecino de Burgos, al que le constaban antecedentes policiales, procediendo a la detención del mismo como supuesto autor de un delito de agresión sexual por el que pasó a predisposición de la autoridad judicial.

El atacante tenía antecedentes penales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *