Demòcrates de Catalunya se ha reafirmado este sábado en su apuesta por la vía unilateral para lograr la independencia y ha llamado al conjunto de las fuerzas políticas a desafiar al Estado a “un pulso total”, llegando a realizar “un plan para realizar el control efectivo del territorio”.
De esta forma lo han aprobado unánimemente los consejeros nacionales de esta capacitación, natural de 2015 de una escisión de la extinta Unió Democràtica y que cuenta el día de hoy con 2 miembros del Congreso de los Diputados integrados en el conjunto parlamentario de ERC.
El documento insta a “propiciar un nuevo desborde democrático”, como el de los días 1 y tres de octubre de 2017, mas que esta vez no sea “únicamente social”, sino más bien “también y primordialmente institucional”, de manera que el Estado no pueda “bloquear” a una hipotética república catalana.

Este “desborde democrático” precisa de 4 elementos: “Un Parlament y gobierno ciertos a levantar la suspensión de la DUI y a aplicarla”; una “movilización social masiva, sostenida y organizada”; “un plan para realizar el control efectivo del territorio”; y “la busca de apoyos internacionales con visión geopolítica, teniendo presente el contexto internacional”.
Demòcrates apunta que “es imprescindible corregir los fallos cometidos a lo largo del octubre de 2017” y por este motivo ve “inaplazable” los próximos 3 elementos.
“Recuperar la mayor parte parlamentaria cerca de la unilateralidad”, puesto que “la mayoría social por la independencia existe”; “implementar los cambios necesarios” en los departamentos de Presidencia, Vicepresidencia y Economía, Exteriores y también Interior a fin de que resulte posible “sostener por un periodo mínimo de 6 meses la DUI”; y “coordinar a la sociedad civil con las instituciones” para realizar “movilizaciones masivas como siempre y en toda circunstancia mas asimismo sostenidas en el tiempo”.

A juicio de Demòcrates, el expuesto es “un planteamiento viable y razonable para lograr la independencia”. En declaraciones a Efe, la portavoz nacional de Demòcrates, Titon Laïlla, ha justificado de esta forma la postura de su partido sobre la unilateralidad: “¿Con quién debemos sentarnos a negociar, si en el otro lado de la mesa nos afirman que no se va a sentar absolutamente nadie?”.
Preguntada sobre la perspectiva de que haya un Ejecutivo central de alianza entre Partido Socialista Obrero Español y Unidas Podemos, Laïlla ha apuntado que el partido de Pablo Iglesias “renunció el primer día” de las negociaciones a proseguirse defendiendo un referendo en Catalunya, con lo que ha aseverado que “el Gobierno de allí no va a ayudar en la defensa de los derechos de Catalunya”.

¿La sentencia del Procés va a ayudar a solucionar la crisis soberanista o bien la agudizará?

Va a ayudar a resolverla

Agudizará el enfrentamiento

La encuesta está cerrada

Votar
Total votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *