No ha sido solo el conocido como «bebé sin semblante». Artur Carvalho, obstetra que ejercitaba en Portugal a pesar de tener hasta 5 procesos disciplinarios abiertos, cuenta con un historial que va revelándose poquito a poco y que incluye nacimientos de pequeñas con 2 vaginas y las piernas invertidas. Los horrores del currículo de este médico salen ahora a la luz debido a la convulsión generada en la opinión pública por el caso del «bebé sin semblante», Rodrigo, que nació el día pasado siete sin ojos, nariz y una parte del cráneo y que continúa ingresado en un centro de salud de Setúbal, a unos 50 quilómetros de Lisboa. La Fiscalía portuguesa ha abierto una investigación tras la demanda presentada por la madre de Rodrigo, quien ha emprendido una batalla legal frente a la pasividad de las autoridades sanitarias, que aún no han intervenido. El escándalo ha animado a otros progenitores perjudicados por Carvalho a charlar. Se ha conocido de esta forma el caso de Luana, de ocho años, que nació sin barbilla y con las piernas invertidas -podría ser el primer fallo médico registrado del obstetra- y de Diana, que vino al planeta en 2016 con 2 rectos y 2 vaginas. «Tenía todo tal y como si fueran 2 pequeñas. Tenía 2 rectos y 2 vaginas que funcionaban«, afirma la madre de Diana al periódico sensacionalista «Correio da Manhã», al que explica que la pequeña es casi autónoma, mas precisa cuidados diarios. La madre de Diana se hizo 2 ecografías con Carvalho y hasta 5 efectuó la madre de Luana, a quien el médico aseguró que la pequeña venía «perfecta y saludable», no obstante, aparte de las piernas invertidas y sin barbilla, el bebé tenía los dedos de los pies «pegados» y graves lesiones cerebrales. 3 días tras el nacimiento, llevaron a la madre a ver a la pequeña a la incubadora, que estaba tenuemente tapada. Ya antes de descubrirla, solicitaron a los progenitores del resto pequeños que abandonasen la sala. «¿Estás preparada?», cuenta que le preguntó el padre de la pequeña. Al verla por último, asegura que la convulsión fue enorme: «No deseaba pensar que era mi hija». Estos son los relatos que desde hace unos días se descubren en Portugal, donde la indignación fue inmediata tras la difusión del caso de Rodrigo, el que destapó que el obstetra tenía hasta 5 procesos disciplinarios abiertos. Lo ha confirmado el Instituto de Médicos de Portugal, muy cuestionado estos días por su falta de contestación frente a las 5 demandas contra Carvalho presentadas desde 2013. Ciertos medios portugueses mantienen que ha tenido abiertos hasta diez procesos, mas 4 han sido archivados, entre ellos el de Luana, denunciado en 2011. Los especialistas no se explican los fallos en la detección de esta clase de malformaciones, tan obvias que «obligatoriamente» han de ser advertidas en las ecografías, declaró a Efe el presidente de la Sociedad Portuguesa de Obstetricia y Medicina Materno-Fetal, Luís Mendes Graça. «Es una malformación tan obvia, que cualquier clínico que esté formado en ecografía obstétrica no lo puede dejar pasar», aseguró, y estimó que en un caso así hay una clara falta de capacitación. Solo tras la convulsión generada por la situación de Rodrigo, el Instituto de Médicos ha decidido, el día de hoy, crear una competencia concreta para ecografía en el embarazo, que certificará a los profesionales que prueben un currículo suficiente en este campo. Además de esto, el Consejo disciplinario del Sur del Instituto tiene previsto valorar este martes los 5 procesos pendientes contra el médico. «No fueron las ecografías las que provocaron las malformaciones de los bebés. Lo que hay que hacer es descubrir si las ecografías fueron efectuadas en el periodo adecuado y si las imágenes dejaban ver las malformaciones», señaló el presidente del consejo, Carlos Pereira Alves. El consejo ha sido otro de los objetivos de las críticas por su lentitud, que vienen aun desde el presidente del Instituto de Médicos, Miguel Guimarães. Guimarães ha tomado la iniciativa y, aparte de lamentar la situación, ha llamado personalmente al obstetra «frente a la alarma social». El médico, asegura, se ha comprometido a no hacer más ecografías mientras que se resuelvan los procesos abiertos. Efe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *