«Debería volver a su país remando con sus padres», la frase que incendia el fútbol alemán


El tribunal deportivo de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) impuso este lunes una sanción de ocho semanas a Dennis Erdmann, del club de tercera división Saarbrücken, por sus expresiones racistas en el partido contra el Magdeburgo.

El defensa de 30 años ya ha cumplido dos de los partidos de la sanción. Además, deberá pagar una multa de 3.000 euros, según la sentencia anunciada en Fráncfort.

Un portavoz del club informó de que se presentará una apelación al fallo del tribunal. La entidad deportiva buscará asimismo obtener el levantamiento de la suspensión a la espera de una audiencia ante el tribunal federal de la DFB.

«El tribunal deportivo está convencido de que el jugador hizo las siguientes declaraciones hacia el profesional del Magdeburgo Amara Condé: ‘Debería volver a su país remando con sus padres’«, explicó el vicepresidente del tribunal deportivo, Stephan Oberholz.

El funcionario señaló que Erdmann además insultó al menos una vez a Condé con una expresión racista por su color de piel. Además de Condé, sus compañeros del Magdeburgo Baris Atik, Sirlord Conteh y Leon Bell Bell confirmaron las acusaciones contra Erdmann en el primer día del juicio.

En cambio, los jugadores del Saarbrücken Adriano Grimaldi, Alexander Groiss y Luca Kerber, que fueron llamados como testigos, así como el capitán Manuel Zeitz, que fue llamado por teléfono debido a una enfermedad, declararon que no habían oído ningún comentario racista por parte de Erdmann durante el partido, jugado el 25 de agosto.

Erdmann volvió a negar las acusaciones en la segunda jornada del juicio. «No ha sido una semana y media fácil. Todavía no es fácil para mí irme a dormir por la noche. Han visto que no soy un tipo que distinga según el color de la piel», afirmó Erdmann.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *