Fenómenos como la serie «Las chicas del cable», estrenada en la plataforma de «streaming» Netflix en 2017, nos han hecho rememorar, o bien ver por vez primera en el caso de los más jóvenes, de qué forma fueron los inicios de la telefonía en el mundo entero. Con el paso de las décadas, el campo de las telecomunicaciones ha evolucionado de manera notable. Y, además de esto, estos cambios han cambiado por completo la manera en que una persona interactua con un teléfono en el momento de hacer algo que el día de hoy nos resulta tan básico como una llamada.

En el presente, merced a internet, los teléfonos son inteligentes y, curiosamente, la llamada es su empleo menos usual. Disponen de todo género de funciones que representan la nueva comunicación entre las personas, como las video llamadas o bien las aplicaciones de correo instantánea, que tanto han crecido a lo largo de estos tiempos de pandemia. Y es que el contexto actual ha provocado que los hábitos de consumo de los usuarios se hayan transformado y la actividad en internet se haya multiplicado.

Aplicaciones como Google Meet acrecentaron su empleo en las primeras semanas de confinamiento un 60% diario y en otras recién lanzadas, como Enreach Meetings, se crearon 10.000 salas de juntas a lo largo del mes de marzo. Zoom, herramienta de video llamadas pensada en especial para el ambiente laboral, se ha transformado en la cuarta aplicación más de descargada de 2020. Solo tras TikTok, Fb y WhatsApp.

No obstante, pese a la veloz evolución que hemos experimentado en solo unas décadas, pronto se generará un nuevo cambio de era en el planeta de las telecomunicaciones a escala global que va a llevar las llamadas al siguiente nivel: el 5G, que cada vez está más presente en nuestras vidas; mas que promete con convertir la tecnología de manera notable en el futuro próximo, como explican desde la operadora en la nube masvoz.

«Los avances en el campo de las telecomunicaciones han dado sitio al término de telefonía inteligente y el 5G no solo va ligado a una mejor conexión a Internet, sino asimismo implica la posibilidad de crear un ecosistema de servicios ligados a la voz y a la telefonía con infinitas aplicaciones», apunta Santi Vernet, directivo comercial de la compañía. Ahora, efectuamos un recorrido por todas y cada una de las fases que ha superado la telefonía ya antes de llegar al punto en el que nos hallamos.

De las centrales a la nube
Desde la primera llamada telefónica de la historia en 1876, las compañías de telefonía fueron implantando centrales manuales siguiendo el modelo de la Bell Telephone Company. Las operadoras conectaban las llamadas de forma manual a través de unas clavijas que debían introducir en la toma del otro interlocutor. Por ende, en aquella temporada no se establecía conexión inmediata y, cuanto mayor distancia había, más conexiones se precisaban entre diferentes centrales, con lo que se podía pasar un buen tiempo hasta el momento en que sonaba el teléfono del receptor.

Más tarde se pasó a un sistema de centrales automáticas, que dejaban efectuar llamadas de manera directa al receptor sin la intermediación de una operadora. Con la democratización del teléfono, poco a poco más personas tenían un dispositivo en su casa que les dejaba contactar con otra persona en cuestión de minutos. No obstante, la próxima revolución se daría con la llegada del VoIP, esto es, la tecnología que deja efectuar llamadas por medio de internet, y que, entre otras muchas ventajas, suprime la necesidad de adquirir o bien sostener equipos físicos. Merced a ello, esta tecnología ha dado sitio a las centrales virtuales en la nube, que no solo ofrecen la posibilidad de efectuar llamadas, sino suman servicios de valor añadido y una escalabilidad amplísima con la comercialización basada en un modelo «as a service» o bien Software as a Service.

Móviles (y video llamadas)
La popularización del móvil fue otro jalón a nivel de comunicaciones. Motorola fue la marca vanguardista en lanzar estos dispositivos que, hoy, son esenciales en nuestra vida rutinaria. En el año 1995 llegó el primer móvil que podía mandar mensajes de texto, el Nokia 2110.

Los «smartphones» brotaron a causa del primer iPhone en el año 2007, con capacidad de conexión de internet, pantallas poco a poco más grandes y de mejor calidad y las infinitas posibilidades que ofrecen sus «apps»: correo instantánea, redes sociales, pagos móviles o bien video llamadas. Estas últimas han sufrido un apogeo exponencial en los últimos tiempos merced a la conectividad de los smartphones: del 2G hemos pasado al 4G, con el que podemos efectuar video llamadas sin cortes en la calle.

El 5G empieza a despegar
La tecnología 5G, conforme asevera Nokia en su último informe, podría llegar a aportar hasta ocho billones de dólares estadounidenses al Producto Interior Bruto mundial en 2030. En este sentido, se puede destacar que el desarrollo de las redes de quinta generación o bien 5G supone muchos beneficios para las comunicaciones móviles, como el incremento de la velocidad de conexión de internet móvil. No obstante, las llamadas y los servicios que usan la voz asimismo van a mejorar merced a esta nueva tecnología.

En este sentido, bajo la tecnología 5G se marcha a desarrollar el sistema VoNR (Voice over New Radio, por sus iniciales en inglés), tecnología de voz que promete una menor latencia, mejor calidad de sonido y una mayor calidad de imagen en las llamadas con vídeo.

Además de esto, se prevé que la voz 5G va a ser poco a poco más valioso para los usuarios mas asimismo para las compañías, coincidiendo con el desarrollo de las tecnologías de nueva generación, como la RA, virtual o bien mixta. Los especialistas pronostican que las comunicaciones con hologramas o bien el manejo de robótica a distancia son solo ciertas innovaciones que va a traer el VoNR a nuestras vidas.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *