Hace diez años David Castro cambió el planeta de la tecnología informática por el de la tecnología cervecera para crear una marca de cerveza, La Cibeles, de la zona de la capital de España para los madrileños. Una década después, se muestra satisfecho por haber empezado un camino que ha traído más pluralidad al planeta cervecero. Son ya once las variedades que tiene la compañía, y hay otras ya preparadas. Termina de ver la luz su primera cerveza sin alcohol, y no va a ser la última, y para este año espera lanzar una sin gluten y otra de ostras.

En 2019 La Cibeles generó 732.000 litros con una facturación de once millones de euros. La pluralidad más vendida es la Cibeles Rubia, seguida en menor porcentaje de la Imperial IPA, sobre todo, para el mercado más craft (cervecerías más especializadas) que asimismo consumen variedades singulares como Stout, Barley Wine o bien Strong.

– ¿De qué forma han sido estos primeros diez años de la cerveza La Cibeles?

Una década muy ilusionante si bien con un principio asimismo traumático. Comencé solo mas ahora somos 21 personas. Hay un primer punto muy gratificante, el de haber generado 20 puestos. Por otra parte, proseguimos abiertos. Comenzamos en la otra crisis y aprendimos a amoldarnos al ambiente. Desde un inicio vivíamos con la cuenta bancaria, fuimos más conservadores en la inversión.

He creado una marca de la zona de la capital de España para los madrileños y cada vez la conocen mejor. No ha sido hacer solo una pluralidad de cerveza sino más bien más de diez. Hemos aportado nuestro grano de arena, empezado un movimiento de cervezas artesanales que ha hecho que las cerveceras tradicionales tengan más variedades. Como me afirmó un día un político, he sabido crear en un planeta tradicionalista.

– Este décimo aniversario ha coincidido con la pandemia mas en estos meses ha lanzado La Cibeles sin alcohol, que rinde homenaje a los sanitarios. ¿De qué forma ha sido su proceso de preparación?

Siempre y en toda circunstancia he querido hacer una cerveza sin alcohol mas ello implica más limitaciones sanitarias. Es una cerveza más difícil por el hecho de que no está filtrada ni pasterizada. Llevábamos más de 4 años con el proyecto, buscando diastasas que no sirvieran para hacer cerveza, que no fermentaran. Con el Covid-19 he tenido más tiempo, mis clientes del servicio cerraron de la noche a la mañana, y he podido estar probando con las diastasas. Esta cerveza tiene mucha parte tecnológica mas asimismo sentimental, mi padre murió por coronavirus. Para la etiqueta deseé coger esas imágenes de los médicos aplaudiendo para honrar a los que nos han ayudado a salir. Con relación a la cerveza, hemos dado un salto cuantitativo, es un cambio radical, y es la primera de múltiples sin alcohol que lanzaremos.

– Asimismo decidieron asistir a los hosteleros en la reapertura de los locales.

El 96% de nuestra facturación procede del canal horeca y el cuatro% de las ventas en grandes superficies. De la noche a la mañana los locales cerraron lo que implicaba no vender y ni tan siquiera cobrar las facturas pendientes por el hecho de que estaban cerrados. Somos un país feliz, de salir a la calle, y era esencial apoyarlos. Cambiamos los barriles de cerveza, pusimos costos económicos y comodidades de pago, todo lo que el Gobierno no ha hecho por nosotros. Lo esencial era regresar a marchar y poquito a poco ver de qué manera se pueden financiar.

 – Y han lanzado del mismo modo la tienda en línea a lo largo del confinamiento. Muchos cambios en estos últimos meses.

Con sinceridad no creía mucho que los clientes del servicio adquiriesen cerveza on line. Mas algo ha alterado en la cesta de compra y de forma rápida hemos alterado . Ha sido muy gratificante ver que nos han descubierto en muchos lugares de España y del extranjero y sentir que la gente te apoya en estos instantes. Vamos a proseguir apostando en los diferentes canales de venta que tenemos y intentar aproximarnos más a las grandes superficies. Y cuando la hostelería ha alterado asimismo su forma de vender debemos dar comodidades a fin de que el usuario se pueda llevar del mismo modo su cerveza a casa.

 – ¿Han debido mudar mucho los planes para este año por causa del coronavirus?

Todas y cada una nuestras inversiones las paramos y nos quedamos con las primordiales y principales. Asimismo todo cuanto habíamos planteado para este décimo aniversario se debió parar si bien ya hemos recuperado las visitas a la factoría, cada sábado a las 12 horas. Nos ha perjudicado fuerte, mas 2020 será un año para subsistir y prepararse para los cambios que vienen.

– ¿Qué nuevos lanzamientos preparan?

Trabajamos en una cerveza sin gluten, que no va a tardar en salir, y asimismo en una con la carne de las ostras para dar salinidad, que aguardamos lanzar en el mes de octubre. Además de esto deseo regresar a lanzar la primera cerveza que hice en la factoría, que no era la que deseaba en su instante mas estaba riquísima y se vendió de forma rápida.

 – ¿Se valora en España la cerveza artesanal?

Vemos con la cerveza lo que pasó con el vino hace 30 años. Ya antes no se distinguía más que en tinto, blanco o bien rosado. Ahora quien solicita un vino ya sabe lo que desea, se distingue la pluralidad. Y en el planeta de la cerveza tenemos exactamente la misma evolución, comenzamos con la cerveza de barril, entonces más rebajada, sin alcohol, la clara…Creemos que en la pluralidad de la cerveza está el placer, el consumidor busca cosas nuevas. No se toma exactamente la misma cerveza conforme el instante del día, somos la evolución del mercado.

 – ¿De qué forma ha sido la expansión de la cerveza La Cibeles?

Desde el primer año vendemos en el país nipón, México, EE.UU., Suecia, Finlandia… conforme nos han ido demandando. Si bien nuestro foco para vender es la capital de España. Nace en la capital para dar una opción alternativa a los cerveceros que se han ido. El agua que empleamos del canal de Isabel II es esencial y marca la diferencia. Ahora tenemos más de 5 millones de potenciales usuarios.   

– ¿De qué forma espera los próximos diez años?

Espero producir más pluralidad de cerveza y entrar en nuevos mercados. Uno de ellos va a ser el BIO. Veremos quien cultiva lúpulos eco, buscando siempre y en todo momento ingredientes locales. Asimismo escuchamos las necesidades del mercado. Por servirnos de un ejemplo, una cerveza sin alcohol para atletas que les deje recobrarse de ese ejercicio. Vamos a proseguir trabajando.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *