¿Cuando arrancará (de verdad) la generación de consolas de PS5 y Xbox Series X?


Hace un año, cuando Microsoft y Sony lanzaron (o eso se dice) sus respectivas Xbox Series X y PlayStation 5, quizá ni las propias empresas esperaban que, un año después, comprar cualquiera de las dos sistemas fuese para la mayoría de usuarios, casi, como si les tocase la lotería. Durante los últimos meses, las dos firmas se las han visto y deseado para capear la escasez de chips. También han reiterado en alguna ocasión que la creciente demanda de máquinas las cogió por sorpresa. Sin embargo, si atendemos a las cifras, al número de personas que, año tras año, se suman al ‘gaming’, quizá la sorpresa, al final, no haya sido tanta.

 de entretenimiento ha pasado de mover
762 millones en 2013
(año de lanzamiento de PS4 y Xbox One) -según datos de la Asociación Española de Videojuegos, la patronal que engloba a algunas de las compañías y desarrolladoras más potentes-
a los 1.747 millones de 2020, de acuerdo con datos de la misma institución. Demostración palpable del salto y progresiva democratización de esta forma de ocio cultural.

Sea como fuere, un año después del lanzamiento, y con un parqué de unos 20 millones de consolas de nueva generación comercializadas a nivel global, la mayoría de los grandes videojuegos que llegarán durante los próximos meses lo harán en versiones para las máquinas viejas y las nuevas. Entre ellos, los esperadísimos exclusivos de Sony ‘God of War Ragnarock‘, ‘Horizon Forbidden West‘ y ‘Gran Turismo 7‘.

En el caso de Microsoft, sus sistemas de viejo y nuevo cuño reciben en una semana el ‘Halo Infinite‘, que, además de en Series X, se podrá jugar en Xbox One y ordenador. Y ya veremos qué ocurre, finalmente, con otros grandes exclusivos, que llegarán en los últimos meses de 2022, como ‘Redfall‘ o ‘Starfield‘.

Hasta que acabe la escasez

Teniendo esto en cuenta, ¿cuándo llegará el momento en el que los usuarios, realmente, tendrán que comprar consolas de nueva generación para no perderse ningún exponente de las grandes franquicias? Seguramente, hasta que las empresas consigan dar solución a la escasez de chips y puedan fabricar más consolas. Un problema que, sobre el papel, no tendrá solución hasta finales de 2022 o principios de 2030, según afirman los fabricantes. Con todo, hay voces en la industria que llaman al optimismo.

«Estimamos que durante 2022 muchos de los títulos retrasados vean la luz, que unido a la mayor disponibilidad de hardware harán que las nuevas plataformas lleguen a más consumidores, ávidos de experiencias de nueva generación. Todo ello va a hacer de 2022 un año muy interesante para el sector del videojuego», apunta a este periódico Óscar del Moral, director de Koch Media, una de las desarrolladoras y distribuidoras más potentes de Europa.

Por otra parte, desde los estudios de desarrollo españoles señalan que, hasta que crezca la oferta de consolas de nueva generación, resultará complicado comenzar a pensar en el desarrollo de videojuegos que exploten realmente los nuevos sistemas. «Si no eres un estudio propiedad de Sony o Microsoft ahora mismo resulta complicado, la única alternativa que nos queda es la multiplataforma», explica, por su parte, Raúl Rubio, director ejecutivo del estudio nacional Tequila Works.

«Nosotros íbamos a ser tercera ola de lanzamientos en la nueva generación y ahora vamos a ser segunda. Íbamos a ir a un mercado ya establecida, pero al final cuando lleguemos seguiremos siendo de los primeros», continúa Rubio, cuyo estudio está trabajando actualmente en ‘
Song of Nunu
‘, título directamente relacionado con la franquicia League of Legends que verá la luz en 2022 y que contará con compatibilidad para consolas de vieja generación -entre ellas Nintendo Switch-, ordenador y nueva generación. En principio, el estudio no se plantea lanzar títulos que no tengan presencia en los sistemas de viejo cuño hasta sus siguientes proyectos, que llegarán «entre 2024 o 2025». Aunque avisan de que todo puede cambiar.

Lo que viene después

Mientras Microsoft está centrada en exprimir su plataforma de juego en la nube para llevar sus propuestas a todos los jugadores independientemente del dispositivo que utilicen para machacar botones, con el calendario en la mano, la sensación es que Sony tiene remarcado 2023 como el año del despegue final de PS5. Para entonces, la crisis de los chips, previsiblemente, se habrá superado y los usuarios tendrán un acceso más sencillo a títulos prometedores,
como ‘Marvel’s Spider-Man 2’ o ‘Wolverine’, este último, por el momento, sin fecha concreta de lanzamiento.

Durante 2021, el número de exclusivos de PS5 que no han sido lanzados para PS4 ha sido bastante limitado. Entre ellos destacan ‘
Deathloop’ -que también cuenta con versión para ordenador-, ‘Returnal’ y ‘
Ratchet & Clank: Una dimensión aparte’. Sin embargo, ninguno de ellos se encuentra entre los más jugados por los algo más de 13 millones de usuarios que han conseguido, hasta la fecha, una de las nuevas máquinas de Sony. Entre los 10 títulos más jugados de toda la generación en PlayStation 5 solo se recoge un exclusivo real del sistema: ‘Demon’s Souls‘, obra que salió de lanzamiento con la consola en noviembre de 2020. Entre los que solo se pueden jugar en sistemas de la empresa japonesa solo aparece, además, ‘
Marvel’s Spider-Man Miles Morales’.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *