Diecinueve días tras la renuncia de Albert Rivera tras la debacle electoral de Cs y 3 renuncias –Villegas, Páramo y Hervías– el consejo general nombró el día de ayer una gestora continuista. Va a ser la que guíe al partido hasta la celebración de su Reunión el 15 de marzo. El 1 de marzo estiman que serían las primarias del partido. Caso de que hubiese un adelanto electoral, ya antes de la Reunión de marzo, sería la gestora quien decidiría el aspirante. José Manuel Villegas va a ser el secretario general de la gestora y Melisa Rodríguez ocupará la portavocía. Entre las novedades destaca la integración de Luis Garicano como responsable de Temas Internacionales y Joan Mesquida como portavoz adjunto. Guillermo Díaz va a ser el encargado de comunicación tras la marcha de Fernando de Páramo y Beatriz Pinto su anexa. Quien no figura en la gestora es Marcos de Quinto una de las últimas incorporaciones en la dirección de Rivera que ocupaba la segregaría de talento. Conforme fuentes del partido se le ofreció estar, mas prefiere centrarse en otros temas del Congreso. Sigue Carlos Cuadrado como vicesecretario general y responsable de Finanzas; José María Espéculo-Saavedra de responsable de Acción Institucional, Fran Hervías de Responsable de Organización, Marina Bravo como responsable de Programas. Begoña Villacís repite como responsable de Política Local; Ignacio Aguado de responsable de Política Autonómica y Marta Rivera asimismo sigue como responsable de Relaciones Institucionales. Miguel Guitiérrez prosigue mas como responsable de formaciónEl Consejo aprobó unánimemente, -conforme los datos del partido-, con el 91,4% de los votos la gestora continuista. La votación contó con seis abstenciones y 5 en contra. La controversia llegó por la fórmula de votación puesto que tras la lectura de la lista propuesta no hubo discute y se hizo a mano alzada. Ciertos consejeros se quejaron pues, pese a que se les dio un número a la entrada para votar en urna, el presidente, Bofil, decidió que fuera a mano alzada. Garicano y también Igea mostraron su sorpresa. El partido justificó la manera empleada -con cartulinas rojas y verdes- pues no se había pedido de antemano el voto en urna.

Bronca en la votación

Hubo bronca entre los «riveristas» y el ámbito crítico –Luis Garicano, Francisco Igea y también Ignacio Prendes–. El cónclave fue «bochornoso», tuiteó el consejero canario Javier Amador, que anunció su baja del partido tras lo vivido. Prendes llegó a decir que todos debían aceptar responsabilidades por los malos resultados y estimó que no se puede hacer tal y como si no hubiese pasado nada, como hacía la gestora, afirmó. Otra voz crítica estimó que la estructura de Cs no se correspondía con la democracia representativa y apostó por dar poder a las bases. Igea asimismo criticó que la votación se hiciese ya antes del turno de intervención y estimó que lo ocurrido no se parecía en nada a la libertad. Tildó lo vivido vergonzoso y no ser democrático. Deseé dar una ocasión a ver si Ciudadanos aprendía la lección que dieron las urnas, mas tras un Consejo General vergonzoso confirmo que están encantados de conocerse y que la única estrategia a corto plazo es machacar a la discrepancia. He decidido gestionar mi baja.— Javier Amador (@_JavierAmador) November 30, 2019

Conforme resaltaron ciertos líderes no se trata de una gestora con representación territorial sino más bien de partido puesto que la única comunidad representada es Madrid y el resto de autonomías en las que tienen peso institucional Cs, pues es parte de los gobiernos autonómicos, no son parte de dicho órgano como es el caso de Andalucía, Castilla y León y Murcia. A este respecto, la recién nombrada portavoz de la gestora señaló que en Cs «no hay cuotas» pues no son como el Partido Popular o bien el Partido Socialista Obrero Español. Al vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, uno de los más críticos con la estrategia de la dirección de Albert Rivera, apuntó al salir que estaba contento y que le agradaban «muchos miembros» de la gestora.

«Transición ordenada»

Melisa Rodríguez, defendió que este órgano ha optado por ser continuista para «no dejar vacío al proyecto» y hacer una transición «ordenada» hasta la Reunión excepcional del 15 de marzo. La portavoz de la gestora, explicó que el presidente del Consejo General, Manuel Bofill, presentó una lista que integra a todos y cada uno de los miembros de la Ejecutiva Permanente, salvo Marcos de Quinto y Lorena Roldán.Asimismo, el Consejo General de Ciudadanos aprobó unánimemente el Reglamento de la Comisión Gestora y por extensa mayoría la composición de exactamente la misma, que va a trabajar en un proceso “ordenado de transición que va a ser totalmente participativo” y en el que “se va a dar voz a todas y cada una de las propuestas que se presenten”, conforme explicó Bofil

Homenaje a Rivera

El presidente del Consejo General de Cs reclamó el legado de Albert Rivera -el que fuera líder del partido hasta el pasado 11-N que dimitió tras la debacle electoral del partido que pasó de 57 escaños a 10- y afirmó que «solo Ciudadanos puede traer a España políticas centradas, liberales, que apoyen a las familias, a nuestros autónomos, que planten cara al nacionalismo y que avancen cara la regeneración democrática». En este sentido, resaltó que «en esta nueva etapa el compromiso y la trasparencia proseguirán siendo las señas de este proyecto de país que tiene Ciudadanos».El vicepresidente de Andalucía, Manuel Marín resaltó que había sido un “homenaje emotivo de la figura que nos ilusionó a estar aquí”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *