Cómo el covid ha forzado a las autoescuelas a reinventarse para la obtención del carnet de conducir.

La pandemia mundial que ha azotado a España y a todo el mundo, ha hecho que la mayor parte de los negocios que conocemos se hayan visto forzados a reinventar su funcionamiento, en orden a no tener mayores pérdidas económicas y materiales de las que la paralización de la economía del país preveía. Y uno de los negocios más afectados por esta enfermedad ha sido, sin lugar a dudas, el de las autoescuelas.

Así pues, cabe decir que cerca de 180 mil pruebas teóricas de conducir y 286 mil exámenes prácticos, se han dejado de llevar a cabo durante los dos meses y medio que ha durado el estado de alarma en nuestro país. Todo esto, sumado a la paralización de solicitudes y clientes en las autoescuelas ha obligado a estos negocios a reinventar su modus operandi.

Y aunque es cierto que, a día de hoy, que ya estamos en la denominada nueva normalidad, el funcionamiento de estos negocios ha vuelto, las medidas de higiene y procedimiento han cambiado de manera notable como consecuencia del coronavirus. Y es que no debemos olvidar que la preparación para el examen teórico del coche supone ir encerradas en un vehículo dos personas, obviamente con menos de dos metros y medio de separación.

¿Cuáles son las medidas tomadas por las autoescuelas?

Ya con anterioridad a la finalización del estado de alarma, en pleno confinamiento, las autoescuelas se vieron obligadas a prestar servicios que permitieran a sus alumnos continuar estudiando para la obtención del carnet de conducir. Puesto que, aunque es cierto que los plazos administrativos y fechas de exámenes habían quedado suspendidas, estos negocios deseaban continuar prestando formación a los alumnos para que, en el momento de vuelta a la realidad, estos estuvieran preparados para tomar el examen.

Así pues, son numerosas las escuelas de conducir que optaron por clases online, a través de sus páginas webs, consultas telefónicas e incluso mediante video llamadas. Sin embargo, la verdadera odisea ha llegado una vez finalizado el estado de alarma, pues las medidas de higiene y seguridad se han debido aplicar también en este tipo de negocios. Y así, por ejemplo, la Autoescuela Ayala, una de las autoescuelas Murcia, ha decidido llevar a cabo medidas como las siguientes:

–          Posibilidad de recibir la formación online: De esta manera, los alumnos no tendrán que acudir a la autoescuela, siendo posible sacarse el carnet de conducir online, mediante clases virtuales.

–          Reducción de plazas por cursos: Con el objetivo de ofrecer una mayor separación entre los alumnos en las clases presenciales para la obtención del examen teórico.

–          Establecimiento de una mampara protectora en recepción y de un dispensador de gel hidroalcohólico: Para garantizar la seguridad y tranquilidad de los alumnos y de los trabajadores.

–          Limpieza y desinfección constante: Así, a lo largo de todo el día, y con especial atención a los objetos que se utilizan con frecuencia, se realizará una limpieza de los mismos con productos profesionales para desinfectar.

De la misma forma, se ha procedido a realizar una limpieza y desinfección profesional del aire acondicionado, habiendo limpiado todos los filtros y conductos.

–          Uso obligatorio de mascarillas: También, y como en otros muchos espacios, se ha implantado el uso obligatorio de mascarillas tanto para los alumnos como para los profesores y demás trabajadores.

Por último, también se ha dado especial importancia a los vehículos, y así se procederá a desinfectar tanto los turismos como las motocicletas y ciclomotores después de cada clase. Además, todos los vehículos dispondrán de dosificadores de gel hidroalcoholico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *