Galicia no ha registrado «ningún caso de transmisión vertical» del virus a sus hijos por la parte de embarazadas con COVID-19, conforme han confirmado a Europa Press desde la Consellería de Sanidade, que han precisado que han sido «unas 20 mujeres» las que dieron positivo por el virus SARS-CoV-dos en esta Comunidad en las 7 áreas sanitarias. «Alguna de ellas era asintomática y en ningún caso hubo transmisión vertical», han incidido sobre el posible contagio a sus bebés ya antes de dar a luz. En el presente contexto, aseguran «que existen poquísimos datos libres de embarazadas perjudicadas de COVID-19». «Pero semeja que no son más susceptibles de inficionarse por este virus que la población general», insisten al respecto.

Sobre los protocolos establecidos, señalan que «si en el instante del parto no tiene síntomas de sospecha de COVID/prueba negativa, la atención al parto no cambiará respecto de la situación precedente a la pandemia actual». «Lo que sí puede cambiar es la infraestructura del ambiente sanitario y los circuitos por el hospital», agregan sobre las medidas establecidas al respecto. Mientras que, la jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), María Belén López, traslada un mensaje de calma, insistiendo en las medidas que se adoptan.

Solo las consultas precisas
«A los pequeños se les hace el PCR al nacimiento y a las 36 horas», apunta sobre los casos en las que la madre dio positivo y de los que coincide con Sanidade que se han dado «pocos». Asimismo remarca que no tiene constancia de que se hayan dado situaciones en las que, tras nacer, el bebé se contagiara de la progenitora. «En pequeños de días o bien semanas fue siguiente, no de la madre al niño», puntualiza al respecto. Por otro lado, recuerda que con las embarazadas solo se hacen las consultas presenciales precisas y «en tiempo y forma», de manera coordinada con otros servicios «para que las pacientes estén expuestas lo mínimo posible». En los casos positivos, existe asimismo un seguimiento teléfono. «Cada 48 horas se les llama por teléfono», explica.

Además de esto, asegura que cuando en una encinta se advierte un positivo se les da toda la información sobre el peligro de transmisión. Ya en casa, insiste en que se ha de ser «escrupuloso en la higiene» y «respetar» las medidas sanitarias establecidas. «La transmisión horizontal es muy baja», puntualiza asimismo en referencia a un posible contagio tras haber tenido el bebé. En lo que se refiere a la incidencia en menores, la presidente de la Asociación Galega de Pediatría de Atención Primaria (AGAPap) Amparo Rodríguez, ha señalado a Europa Press que es «muy baja» en Galicia. «Se recluyeron muy pronto», ha dicho sumando a ello la resolución de suspensión presencial de las clases para limitar la circulación del virus en ciertos espacios.

3 menores ingresados
Como un ejemplo, pone el caso de su consulta en A Coruña, en la que con un cupo de 1.100 pacientes más o menos, «solo 2 dieron positivo en el PCR». «Todos negativos», afirma, además de esto, sobre las pruebas practicadas a más de una treintena en su hospital en base al estudio promovido por la Xunta. A ello agrega que, conforme sus datos, en el centro de salud coruñés solo hubo «tres casos» de pequeños ingresados. «Y parcialmente leves».

«La sensación es que es muy baja», repite en referencia a los casos entre este colectivo. «Más baja que en los adultos o bien no tampoco lo sabemos fijo por el hecho de que el confinamiento ha influido», reconoce. «No sabemos si los pequeños contagian a los adultos o bien del revés, se sabe poco», incide. En lo concerniente a los síntomas en el caso de los menores, asegura que han sido como en los adultos. «Fiebre, tos, síntomas gastrointestinales», cita manifestando que asimismo ha habido ciertos pacientes «con lesiones cutáneas». «Pero no es obvio que sean debido al coronavirus esas lesiones», agrega.

Con respecto a las edades de los pequeños con COVID-19, explica que hay «de todas y cada una de las edades». «Desde uno pequeñísimo con 17 días hasta otro de 13 años», asevera citando los casos detectados en su hospital. «No hay un rango de edades predominantes», sentencia al respecto.

Y en este contexto, la presidente de la Asociación Galega de Pediatría de Atención Primaria resalta que, basándonos en la incidencia registrada entre el colectivo de los menores, «parece que las cosas van bien». Incluso de esta forma, apela a «no bajar la guardia». «Para no regresar a la casilla de salida».

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *