Conviértete en profesional de la fotografía móvil social

La fotografía necesitó más de un siglo y medio para convertirse en digital, allá la década de los 90. En cambio, la primera cámara fotográfica que se incluyó en un móvil data de 1997. Apenas 20 años.

Este dato nos da una idea de cómo han evolucionado las cámaras fotográficas y como están en franca recesión, en tanto las actuales cámaras que se instalan en los smartphones son de una calidad y funcionalidad mucho más grande que la de una cámara fotográfica.

Así, si ya la película fotográfica y el revelado forma parte de la historia o está en manos de los románticos de la fotografía, también la cámara está cayendo en desuso, a no ser que seas un profesional de la misma.

La cámara, motivo principal de compra

Lejos han quedado esos primeros móviles cuyas imágenes eran de escasa calidad y que llenaban las memorias, permitiendo escasísimo almacenaje, porque hoy en día, no hay móvil que no lleve cámara y, además, que ésta sea de grandes prestaciones es, precisamente, una de las motivaciones del consumidor para elegir uno u otro modelo.

iPhone, uno de los creadores del boom

Sobra decir que el primer iPhone no destacaba por su gran calidad de imagen en sus cámaras, pero desde la versión 4 en adelante y gracias a las aplicaciones fotográficas principalmente exclusivas en iOS (Instagram nació en este sistema operativo), se desató el boom de la fotografía móvil social.

Tomar una foto y subirla a la red se convirtió en un estilo de vida que aportaba clase y distinción y ello se fue popularizando, hasta que Instagram dio el salto a otras plataformas como Android, llenas de usuarios dispuestos a usar la aplicación.

Ya desde su concepción, la cámara era inherente al iPhone, por lo que Apple va muy por delante del resto, no tanto por resolución, sino por la capacidad que tiene de optimizar sus sistema operativo para conseguir unos resultados impresionantes. La cámara del iPhone es capaz de tener imágenes libres de saturación y muy veraces con la realidad del ojo humano.

Gadgets fotográficos

Alrededor de la cultura de fotografía móvil social han surgido una serie de gadgets y accesorios, como el conocido “palo de selfie”, y ahora llega el trípode para móvil, que está siendo utilizado por un sinfín de Influencers en redes sociales.

Un trípode es una herramienta fotográfica muy tradicional de tres patas que sostiene fija la cámara para que ésta no se mueva y se pueda encuadrar mejor la imagen al no moverse de ninguna manera la cámara.

Pues bien, esta herramienta tan clásica para la fotografía convencional, también existe para Smartphone y puedes incluirlo para realizar fotografías o vídeos con un acabado mucho más profesional, sin que ello te repercuta en un gasto muy importante, porque este gadget es muy barato.

En la web 5mejores.es encontramos una selección de los mejores trípodes para móvil, haciéndonos el trabajo un poco más fácil y puedas escoger entre el modelo que mejor se adecúa a tus necesidades. Los hay para todos los gustos, y la selección permite leer detalladamente toda la información y escoger la mejor herramienta.

Si eres de los que quiere tomar las mejores fotos o eres un profesional de la fotografía móvil social, seguro que encuentras en esta selección ese modelo que necesitas. Si, por el contrario, tan sólo quieres tener este gadget para probarlo y empezar a trabajar sobre fotos de móvil, encontrarás también modelos más sencillos.

¿Quién sabe? En este último caso, quizás termines dándole una vuelta a tu vida y esto se convierta en tu trabajo. Todo es cuestión de imaginación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *