Hoy día pensamos en Marvel y se nos viene a la cabeza este estudio monolítico que de año en año estrena 2 o bien 3 bombazos de taquilla basados en superhéroes de cómics. De allá han salido grabes como «Capitán América» y «Black Panther» que se han transformado en máquinas de ganar dinero. Con «Vengadores: Endgame» concluye un reinado cinematográfico que agrupa 4 películas en las que se dan cita los grandes personajes que, por su parte, han protagonizado cintas y sagas propias. Mas este dominio tan provechoso por la parte de Marvel no fue siempre y en todo momento de esta manera. A mediados de la primera década del siglo veintiuno era una compañía con poca experiencia que solo tenía los derechos cinematográficos de ciertos personajes de cómic que en ese instante no se había popularizado lo bastante para ser conocidos por el público de cine. Otros estudios como Fox o bien Sony explotaban ya a superhéroes como Spiderman, X-Men o bien Los cuatro Fabulosos. Por aquel entonces absolutamente nadie en Hollywood se había planteado interconectar el cosmos de los superhéroes en la enorme pantalla. No obstante todo esto cambió con la aparición en escena de Kevin Feige, que había sido productor ejecutivo en «X-Men» antes que Marvel lo contratase y transformara a un actor como Robert Downey Jr. –al que absolutamente nadie había imaginado por aquel entonces con una poderosa armadura en el pecho capaz de salvar el mundo– en Tony Stark («Iron Man»). A lo largo de 2006 el productor y presidente de Marvel, Keving Feige, hizo su primera aparición en la convención internacional Comic-Con, de San Diego. A causa de la celebración del acontecimiento, la Prensa comenzó a conjeturar la posibilidad de que Marvel llevaría a la enorme pantalla sus personajes de papel, pese a que el entusiasmo con el que se recibió la conjetura no fuese singularmente conocido. Con las predicciones ya cumplidas, fueron diez los personajes que acabaron figurando en la lista oficial. Desde el instante en que se estrenó «Iron Man» en 2008, resultando ser un éxito sin precedentes, tal como señalaron público y crítica, Marvel logró crear un imperio que le ha puesto en la cima de la taquilla mundial. Muchas de sus películas se hallan entre aquéllas que mayor colecta han tenido en la historia. Sin ir más allá, 6 de sus grabes han conseguido más de mil millones de dólares estadounidenses a nivel del mundo. El poder del éxito Para Kevin Feige lo mejor de haber estado al cargo de Marvel, ha sido poder guiar con criterio la visión de todos y cada uno de los proyectos que han hecho: «Ha sido totalmente un trabajo de ensueño, siento que se ha pasado súper veloz. Para mí ha sido un auténtico placer traer a todos estos personajes a la pantalla grande, y también procurar hacer justicia a Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko (sus autores originales), como a todos y cada uno de los artistas y escritores de los cómics», explica conmovido Feige. «Al fin y al cabo lo más esencial es el público, y en Marvel hemos intentado al lado de un abanico increíble de actores, directivos y productores hacer de esto una aventura entretenida –continúa Feige–. Bien es verdad que efectuar grabes de este nivel acarrea presión, mas asimismo nos ha dado la ocasión de cooperar con gente estupenda con la intención de trasmitir a la audiencia algo único y especial». Absolutamente nadie pone en duda que «Vengadores: Endgame» seguramente se transformará en una de las películas que más dinero recaude este año, pese a haberse filtrado en redes sociales 5 minutos de escenas de la película que mostraban instantes esenciales y reveladores de la trama. En verdad, el filme, que se estrenó el día de ayer, ya había colectado al cirre de esta edición 169 millones de dólares estadounidenses en el planeta. La preocupación por las filtraciones ha sido incesante, hasta el punto de que los directivos Anthony y Joe Russo solicitaron a los entusiastas que no compartiesen material con el hashtag «#dontspoiltheendgame». Sin incurrir en ningún género de «spoiler», podemos destacar que esta nueva entrega de la saga logra poner en orden toda la intensidad y el ruido narrativo presente en la cinta precedente de 2018, «Vengadores: Infinity War». La franquicia ha supuesto un viaje cinemático sin precedentes en los últimos tiempos. Esta vez, además de esto, «Vengadores: Endgame» no solo vuelve a asombrar con la potencia del despliegue visual sino además de esto refleja una confrontación mortal y ética entre Los Vengadores y el supervillano Thanos (cuyo nombre responde a una deformación del de dios de la muerte), el contrincante más poderoso del cosmos. Reparto estelar Entre el prometedor abanico de estrellas figuran nombres como los de Robert Downey Jr. (Iron Man), Chris Evans (Capitán América) o bien Mark Ruffalo (Hulk), sin olvidar el nombre del increíble marido de Elsa Pataky, Chris Hemsworth, que da vida a Thor, o bien Gwyneth Paltrow que vuelve como Pepper Potts. Para los actores, trabajar bajo la batuta de Anthony y Joe Russo ha sido una bendición: «En seguida puedes comprender lo que tratan de trasmitir en una escena, son el género de directivos a los que les agrada cooperar con los intérpretes y sostienen una atmosfera muy relajada en el set», asevera Evans, quien da vida al Capitán América, al paso que agrega que «ambos son muy amantes del cine y tienen un montón de referencias sobre películas que te ayuda mucho como actor». Para Karen Gillan que es Nebula («Guardianes de la Galaxia»), resulta sorprendente ver como son capaces de poder supervisar los arcos interpretativos de tantos personajes diferentes: «Tanto Anthony como Joe dedican una gran parte de su tiempo a crear instantes singulares con los actores», declara la actriz escocesa. Anthony remarca la relevancia de escoger proyectos yendo más allá: «Siempre hemos procurando exponernos con los proyectos de Marvel. La marca es tan popular y ha funcionado tan bien, que nos ha tolerado ir un paso más allí. Esencialmente, deseamos trasladar a la audiencia lo que a nosotros nos agradaría ver, una experiencia que nos haga reír, plañir, meditar, aun que nos asuste y sorprenda. Que tras ver el filme se nos quede en la cabeza un buen rato», explica. Por su lado, Joe asevera que lo mejor de Marvel es que las historias no son predecibles: «Debemos desafiar al público, singularmente en nuestros días cuando la redes sociales son tan esenciales. Una película hoy en día debe crear discute entre la audiencia para lograr el éxito. Escoger opciones diferentes en el guion es clave a fin de que esto ocurra», puesto que «uno de los desafíos más grandes que tuvimos al rodarse las 2 películas seguidas, es que no pudimos ver la reacción de la gente tras el estreno de »Infinity Wars» pues estábamos todavía rodando »Endgame» y no teníamos forma de mudar ya nada». «Infinity War» tuvo un final muy peligroso, mas para Anthony dio sus frutos: «Tuvimos que tomar resoluciones que la audiencia no aguardaba y vacilamos que lo pudiese procesar. Por suerte, fue bien y nos dio mucha satisfacción». Lo que está claro es que pese a las filtraciones, los entusiastas asistirán a verla en masa, como en verdad ya sucede. Esta vez, los superhéroes se reunirán de nuevo para restituir el orden en el cosmos sin importar un mínimo las consecuencias que pueda conllevar en sus carnes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *