Los ‘scooters’, motocicletas y motos suman la lozanía a sus frecuentes virtudes, como la agilidad y la economía. No obstante, pese al calor debemos continuar observando una serie de medidas indispensables para gozar de nuestros automóviles de 2 ruedas con completa seguridad.

El directivo general de Peugeot Motocycles, Francisco Domínguez, nos ofrece una serie de consejos y recomendaciones a fin de que no relajemos nuestros hábitos y evitemos de esta forma sorpresas desapacibles, incluyendo las habituales y ‘dolorosas’ sanciones que se multiplican a lo largo de los meses de calor.

Ropa
Para conducir de forma segura una motocicleta, así sea una ligera, activa y entretenida versión del ‘scooter’ de rueda alta, o bien un cómodo, potente, hipertecnológico y práctico ‘scooter’ de tres-ruedas, Domínguez explica que «debemos recurrir a prendas que no dejen nuestra piel bajo riesgo de desgastes y rozaduras. Por tanto, quedan descartados pantalones cortos y camisetas que expongan brazos y piernas. Sin embargo, existen tejidos ligeros y frescos que nos dejarán cumplir con esta recomendación sin hacernos pasar calor sobre la moto». Como es natural, no hay que dejar pasar la conveniencia de recurrir a prendas de colores claros que no retengan el calor y dejen una mayor circulación del aire.

Conforme el directivo general de Peugeot Motocycles «es aconsejable el empleo de una cazadora que resguarde nuestro leño y un par de guantes, obligatorios desde principios de año, que protejan nuestras manos de cualquier arañazo o bien deslizamiento», explica. Las lonas de nueva generación, capaces de resguardar la integridad de la piel sin impedir la ventilación, son las más aconsejables en estos meses de primavera y verano.

Calzado
En lo que se refiere al calzado, Francisco Domínguez resalta que este ha de ser cerrado, si bien no por este motivo hay de meditar en las pesadas botas de invierno. Cualquier zapatilla fresca y cómoda (y que aun quepa en los espacios de almacenaje del vehículo) puede cumplir esta función y librar al usuario de una peligrosa conducción en las siempre y en todo momento inestables chanclas. «Piensa que, en semáforos y retenciones, tus pies son la base en la que se sosten la motocicleta. Unas chanclas, además de ser inseguras, puede hacer que pises mal, recalentarse con el asfalto… siempre y en todo momento son un riesgo en moto», recuerda.

Casco
Si bien siempre y en todo momento es conveniente el empleo de un casco integral, en tanto que es el que más garantías ofrece en el momento de resguardar la cabeza, Domínguez resalta que a lo largo de estos meses estivales se puede recurrir a modelos abiertos como el casco ‘Jet’ «conocido en la jerga motera como ‘Calimero’, el más fresco y asimismo el más cómodo para la época de calor», explica.

Hidratación
En el momento de desplazarse en motocicleta, asimismo es esencial estimar el tiempo que se estará conduciendo, en tanto que con el calor aumenta sensiblemente el peligro de deshidratación. Caso de que se vaya a emprender un recorrido de consideración, no hay que olvidar una visera, tomar suficiente agua y equiparse de una botella que puede salvar a cualquiera de una situación desapacible a los mandos de su ‘scooter’. «Si con lo que sea nos quedamos «tirados» en la carretera, no es exactamente lo mismo aguardar en tu vehículo a que venga la grúa a estar sobre la motocicleta sin una sombra alrededor», informa Francisco Domínguez.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *