La llegada del verano es inminente. La presencia de elevadas temperaturas, el buen tiempo, las ganas de irse de vacaciones… Una temporada donde el coche puede transformarse en el mejor compañero en el momento de hacer excursiones, mas su capacidad de transformarse en sauna o bien en nevera en dependencia de la temperatura del exterior puede arruinarnos el viaje. En verano, el calor puede llegar a tener efectos negativos en nuestra conducción, generando somnolencia, fatiga y mareos, si no nos hidratamos bien. Dada esta situación, el aire acondicionado se transforma en el mejor aliado del conductor, mas un enorme empleo de este puede disparar el consumo de combustible, aparte de acrecentar la posibilidad de que te constipes.

Confortauto Hankook Masters,la red de talleres de mecánica veloz del vehículo, ha elaborado una lista de consejos para informar a todos y cada uno de los usuarios de de qué forma conducir de manera segura a lo largo de esta temporada del año y sobre todo de qué forma usar el aire acondicionado sin que nos cueste un ojo de la cara.

El aire acondicionado es el enorme aliado de muchos conductores, conque es buena idea revisar que marcha con perfección
(djedzura / Getty Images/iStockphoto)

1. Es esencial ir verificando el funcionamiento del aire acondicionado de forma regular, si bien no haga calor, pues si lo dejas parado a lo largo de bastante tiempo posiblemente te falle cuando más lo precises.

dos. Cuanto más haya que bajar la temperatura interior, más energía y comburente precisarás. De ahí que es mejor que ya antes de arrancar el turismo intentes enfriar el habitáculo de forma manual. Para hacerlo, puedes bajar la ventana de la parte posterior opuesta al conductor y abrir y cerrar la puerta de conductor múltiples veces, así la temperatura interior descenderá hasta diez grados de forma veloz y tu bolsillo no se lamentará tanto.

3. El funcionamiento del aire acondicionado depende en buena medida de lo veloz que gire el motor. Emplearlo mientras que el turismo está apagado es un fallo en tanto que el vehículo no se va a enfriar y el gasto va a ser superfluo. Cuanta más velocidad, más veloz virará el torno del aire acondicionado dejando conque el sistema refrigere de forma más eficaz.

4. Una forma de expulsar el calor amontonado en el habitáculo es abrir las ventanillas los primeros minutos de tu viaje.

Es conveniente limpiar los conductos del aire acondicionado y la calefacción para evitar malos olores

Es recomendable adecentar los conductos del aire acondicionado y la calefacción para eludir malos olores
(humonia / Getty Images/iStockphoto)

5. Una vez hayas logrado la temperatura deseada, activa la entrada de aire exterior en tu climatizador para reducir el consumo.

6. Se considera una temperatura conveniente cuando el habitáculo se halla entre los 21 y los 23 grados, ir bajo este intervalo puede disparar el consumo de comburente hasta un 30 %.

7. Seguro que has oído decir que conducir con las ventanas bajadas reduce la aerodinámica del turismo y aumenta el consumo de comburente. Es cierto, mas es conveniente hacerlo si tu velocidad no supera los 80 km/h, en tanto que estas consecuencias van a ser inapreciables y lograrás ahorrar. En cambio, si tu velocidad supera los 110 km/h, lo mejor va a ser que pongas el aire acondicionado pues te permitirá ahorrar más o menos 0,3 litros cada 100 kilómetros.

8. Por último, recuerda que el buen estado de los componentes del aire acondicionado va a mejorar su empleo y, asimismo sus resultados. Con lo que pon atención a la hora de adecentar el filtro del aire y sustituirlo cuando se aconseja, pues la suciedad o bien el mal estado pueden interferir en el enfriamiento del vehículo y además de esto precisar mayor consumo de comburente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *