Con la llegada del otoño, las temperaturas veraniegas comienzan a descender y se anuncian cambios en las condiciones climáticas. A lo largo del verano se efectúan los viajes más largos y exigentes para nuestro turismo, con grandes kilometrajes, por norma general con temperaturas elevadas y sobreesfuerzos debidos al extra de carga que llevamos en el equipaje. Si a eso le sumamos la presencia de barro, arena o bien salitre de las playas no hay duda de que vamos a deber darle un pequeño repaso a nuestro vehículo para dejarlo en perfectas condiciones para el resto del año.
Si bien por el momento el buen tiempo prosigue acompañando, es esencial que prepares tu vehículo antes que las lluvias y el viento hagan acto de presencia, así te ahorrará imprevisibles y facturas dolorosas.

Es esencial que tras verano le demos un pequeño repaso a nuestro vehículo para dejarlo en perfectas condiciones para el resto del año
(iStockphoto)

Si eres de aquellos a los que les gusta conducir por carreteras de montaña, posiblemente debas lidiar con factores externos como el barro o bien terrenos ásperos y dispares. En situaciones como estas, la adherencia de los neumáticos, la altura del chasis y el peso del turismo tienen una relevancia esencial. No obstante, saber de qué forma encararlas asimismo es esencial. Pues, ¿sabrías como sacar tu turismo si se queda atrapado en un charco de barro?

Probablemente, la primera cosa que vamos a hacer al toparnos en una situación como esta es apresurar. Un impulso contraproducente por el hecho de que con el barro las ruedas pierden tracción y empiezan a patinar. Además de esto, posiblemente al pisar el acelerador el turismo comienza a hundirse todavía más. Tampoco es recomendable empujar el vehículo, menos cuando se halla en una pendiente ascendiente, en tanto que la persona que empuja puede estar en riesgo.
Ya antes de iniciar es esencial que veas dónde radica el inconveniente. De ahí que lo primero va a ser fijarse exactamente en qué rueda o bien ruedas han perdido la tracción. Una vez localizada, es esencial que comprendas que de manera fuerte no cambiará la situación, con lo que vamos a deber buscar la forma de que la rueda gane adherencia. También, es conveniente vaciar al límite el vehículo, no solo de pasajeros asimismo de equipaje, así se va a ganar ligereza.

Si eres de aquellos a los que les gusta conducir por carreteras de montaña, es posible que tengas que lidiar con factores externos como el barro o terrenos abruptos y desiguales

Si eres de aquellos a los que les agrada conducir por carreteras de montaña, posiblemente debas lidiar con factores externos como el barro o bien terrenos ásperos y dispares
(jxfzsy / Getty)

Marcha atrás
Una de las soluciones puede ser la de dar marcha. Opuesto a la aceleración, cuando el turismo no halla la manera de proseguir cara adelante, posiblemente consiga la tracción precisa si da marcha atrás. Si logra moverse y mudar la dirección del turismo, altera la senda y evita terrenos problemáticos. Si solo puedes avanzar por ese camino, da marcha atrás y coge carrerilla a fin de que el vehículo cruce la zona de un tirón.

Girar el volante

Si dar marcha atrás no marcha, asimismo puedes probar de virar la dirección para procurar prosperar la tracción. Recuerda que los movimientos bruscos son contraproducentes con lo que debes procurar trabajar de forma suave con el embrague y el acelerador. En el instante que veas que las ruedas puedan adherirse al suelo, debes apresurar de manera fuerte hasta salir de la zona peligrosa.

Acelerar es un impulso contraproducente porque con el barro las ruedas pierden tracción y comienzan a patinar

Apresurar es un impulso contraproducente por el hecho de que con el barro las ruedas pierden tracción y empiezan a patinar
(Getty)

Calzar los neumáticos

Buscar materiales que no sean afilados a fin de que las ruedas tengan algo a que adherirse es otra solución. Busca pedazos de madera, maleza o bien las alfombras del turismo y ponlas justo delante de las ruedas de tracción, al apresurar, los neumáticos van a poder coger estos refuerzos para impulsarse. Si no marcha asimismo puedes retirar con una zapa el barro y la arena de debajo las ruedas.

Reducir la presión de los neumáticos

Un buen truco asimismo es el de desinflar un tanto las ruedas, así los neumáticos van a ganar superficie de rozamiento y, por ende, adherencia. Al salir del atasco recuerda aproximarte a una estación de servicio para regresar a inflar las ruedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *