La desescalada avanza al tiempk que mejora el tiempo en toda España. Para muchos estas 2 circunstancias suponen la posibilidad de regresar a salir a la carretera en motocicleta, en el tercer país europeo donde más motocicletas se venden. No obstante y dada la situación, es más que probable que la nuestra haya estado parada una larga temporada y que, consecuentemente, ciertos de sus elementos se hayan visto estropeados.

Uno de los elementos más esenciales, el corazón de la motocicleta, es el motor. Tras meses de inactividad es conveniente tomarse un tiempo para arrancarla, observar que no tiene ninguna fuga, que ralentiza y suena bien, etc.. Empezaremos con unos pocos quilómetros de prueba hasta el momento en que se caliente. En el caso de duda –si apreciamos una vibración, o bien sensaciones poco comunes– lo más conveniente es llevarla al taller. También, el comburente puede perder propiedades transcurrido el tiempo o bien aun evaporarse.

Mas no es el único líquido que es conveniente revisar: deberemos revisar los niveles de aceite (y su viscosidad). Su estado va a depender del tiempo que tenga el aceite, etc.. El líquido de frenos es del mismo modo esencial –si se vuelve esponjoso al tacto quizás sea hora de cambiarlo–, como el de anticongelante –en el vaso expansor–.

Las ruedas pueden haberse visto perjudicadas por el desuso, especialmente si no hemos anclado la motocicleta apropiadamente. Pueden haberse desfigurado, perdido presión –incluso pueden haberse resecado, agrietado o bien agrietado–. En un caso así vamos a estar perdiendo agarre y poniendo en riesgo nuestra seguridad.

Asimismo posiblemente nos hayamos quedado sin batería si no nos hemos preocupado de arrancarla en ocasiones a lo largo de la cuarentena. Otra alternativa hubiese sido quitarla y guardarla en casa a temperatura estable. En este último caso solo deberás meterla en el cargador y montarla en la motocicleta.

La limpieza va a ser otro punto clave: ya no solo por higiene y por los riesgos del coronavirus, sino más bien por el hecho de que el filtro de aire y el cilindro de escape habrán cogido suciedad. Es esencial revisar que no haya fugas de aceite y que este no se haya amontonado en determinadas partes. A veces lo más recomendable es adecentar primero en profundidad la motocicleta y después comprobarla a conciencia.

No podemos perder de vista tampoco las gomas –manguitos de gasolina, refrigeración o bien de aceite, gomas de admisión o bien de escape–, ni las suspensiones de la motocicleta. En este último caso hay que tener precaución con la horquilla, cuyos retenes pueden haberse resecado. Con respecto a los cables, aguantes del caballete, bieletas, cadena, etc., lo mejor va a ser engrasarlos con un aerosol “3 en 1” o bien afín.

Revisar que tenemos la Inspección Técnica de Vehículos al día va a ser esencial. Este lunes, además de esto, los centros de Inspección Técnica de Vehículos volvieron a abrir. Sin embargo, cabe rememorar que los plazos para renovar las caducadas tienen una prórroga de 30 días tras el fin del estado de alarma más 15 días naturales auxiliares desde el 14 de marzo.

El comparador acierto.com aconseja además de esto revisat las condiciones y la vigencia del seguro. En el caso de no hacerlo –de no poner a punto la moto– no solo incrementaremos el peligro de padecer un accidente, sino más bien asimismo de pedir la asistencia en carretera de nuestro seguro para moto –de tener contratada dicha cobertura–. Esto podría encarecer nuestra prima de cara al siguiente año.

En verdad asimismo es buen instante para repasar nuestro seguro para moto y cotejar entre las diferentes pólizas que nos ofrece el mercado. Además de esto y puesto que la demanda de esta clase de automóviles es superior entre abril y julio, probablemente tu póliza esté a puntito de vencer. Una buena opción es cotejar para conocer qué coberturas se amoldan mejor a nuestras necesidades y qué pólizas las cubren mejor.

Por servirnos de un ejemplo, no va a ser lo mismo un conductor que desee incluir los daños propios y la asistencia en carretera por el hecho de que emplea la motocicleta diariamente, que otro que tenga un ciclomotor y lo emplee en desplazamientos cortos. Sin embargo, cabe comentar que, aparte de la cobertura de Responsabilidad Civil, resulta conveniente contratar la cobertura de daños por colisión, hurto, incendio y gastos médicos en un seguro para moto. Otras coberturas interesantes pueden ser la compensación por daños en el casco y en la ropa (elementos que acostumbran a ser carísimos) o bien la garantía de préstamo para la reparación de la motocicleta asegurada.

Y para aquellos que solo emplean su motocicleta ocasionalmente existen opciones a su medida: ciertas empresas aseguradoras ofrecen seguros por días o bien por meses. Estos productos acostumbran a ofrecer exactamente las mismas coberturas que las pólizas usuales y anuales.

El comparador Acierto asimismo recuerda que las coberturas de nuestro seguro para moto no se ven perjudicadas a lo largo del estado de alarma, aun si bien precisemos los servicios de nuestra póliza en un desplazamiento no autorizado por la ley. Esto último, evidentemente, va a depender de la fase en la que se halle nuestra localidad, etc..

Pese a la necesidad de repasar todos y cada uno de los puntos comentados para eludir accidentes, los datos recogidos por Acierto.com revelan que el mantenimiento de nuestros automóviles (inclusive las motocicletas) sigue siendo una de las asignaturas pendientes de los españoles. En verdad, hasta dos de cada cinco conductores no efectúan las revisiones estipuladas por el fabricante –el 18% ignora en qué momento debe pasarla– y 1 de cada cuatro no prepara su vehículo ni tan siquiera ya antes de un viaje largo.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *